Crisis migratoria en Europa: faltan millones por venir


La cumbre entre la Unión Africana y la Unión Europea (UA-UE), celebrada en Abiyán (Costa de Marfil) los días 29 y 30 de noviembre, ha resultado en un sonado fracaso después de que los 55 líderes africanos y los 28 europeos que acudieron al evento fuesen incapaces de consensuar unas medidas básicas para evitar que posibles decenas de millones de migrantes africanos inunden Europa.

A pesar de las altas expectativas y las declaraciones grandilocuentes, la única decisión concreta que salió de Abiyán fue la promesa de evacuar a 3.800 migrantes africanos varados en Libia.

Más de seis millones de migrantes aguardan en los países de alrededor del Mediterráneo para cruzar a Europa, según un informe clasificado del gobierno alemán filtrado a Bild. El informe decía que un millón de personas estaban esperando en Libia; otro millón en Egipto; 720.000 en Jordania; 430.000 en Argelia; 160.00 en Túnez y 50.000 en Marruecos. En este momento, se está evitando que otros tres millones que están esperando en Turquía crucen a Europa, por el acuerdo migratorio alcanzado por la UE con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

En este momento, se está evitando que más de tres millones que están esperando en Turquía no pueden cruzar a Europa por el acuerdo sobre migración de la UE con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El exdirector de la embajada británica en Bengasi, Joe Walker-Cousins, alertó de que hasta un millón de migrantes de países de todo África ya estaban de camino a Libia y Europa. Los esfuerzos de la UE para instruir a una guardia costera libia fueron "escasos y tardíos", dijo. "Mis informadores en la zona me dicen que hay posiblemente un millón de migrantes, si no más, que ya están viniendo por las tuberías desde África Central y el Cuerno de África".

El presidente del Parlamento europeo, Antonio Tajani, dijo que Europa está "subestimando" la magnitud y gravedad de la crisis migratoria y que "millones de africanos" inundarán el continente en los próximos años si no se toman medidas urgentes.

En una entrevista con Il Messagero, Tajani dijo que habría un éxodo de "proporciones bíblicas que sería imposible de parar" si Europa no ataca el problema ahora:

El crecimiento de la población, el cambio climático, la desertificación, las guerras, el hambre en Somalia y Sudán. Estos son los factores que están obligando a la gente a marcharse.

Cuando la gente pierde la esperanza, se arriesga a cruzar el Sáhara y el Mediterráneo porque es peor quedarse en casa, donde corren un enorme peligro. Si no hacemos algo pronto, nos encontraremos con millones de personas en nuestra puerta dentro de cinco años.

Hoy estamos intentando resolver un problema de unos miles de personas, pero necesitamos tener una estrategia para millones de personas.

Justo unos días antes de la cumbre de la UA y la UE, Tajani pidió un "Plan Marshall para África", un plan de inversión a largo plazo valorado en 40.000 millones de dólares para impulsar el acceso a la educación y el empleo en el continente y disuadir a la gente de marcharse. Advirtió de que el crecimiento de la población en África, que se está disparando, será una "bomba" demográfica que podría empujar a millones de africanos hacia Europa. "Sin una estrategia, tendremos terrorismo, inmigración ilegal e inestabilidad", dijo.

Más de la mitad del crecimiento demográfico global entre hoy y 2050 se producirá en África, según un nuevo informe de la ONU, "World Population Prospects: The 2017 Revision" (Perspectivas sobre población mundial. Revisión de 2017"). Se espera que la población de África crezca 1.300 millones, desde los 1.200 en 2017 a los 2.500, en 2050. Entre 2017 y 2050, se espera que la población en 26 países africanos crezca como mínimo al doble de su tamaño actual.

Gran parte del crecimiento demográfico de África se producirá en Nigeria, actualmente el séptimo país más poblado del mundo, según la ONU. En 2050, Nigeria adelantará a Estados Unidos, convirtiéndose en el tercer país del mundo por población, después de la India y China (se prevé que la población de la India supere a la de China en 2024).

A partir de 2050, se prevé que África será la única región del mundo que seguirá experimentando un "crecimiento demográfico significativo"; se prevé que la cuota de población global del continente aumentará del 17 % en 2017 al 40 % en 2100, según el informe.

África es actualmente el continente más joven del mundo: el 60 % de la población de África es menor de 25 años, frente al 32 % en Norteamérica y el 27 % en Europa.

Los 28 países de la UE tienen un PIB de 18 billones de dólares, nueve veces más que los 2 billones de África.

El director de la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Michael Møller, ha alertado de que Europa debe prepararse para la llegada de más millones de migrantes desde África, Asia y Oriente Medio. En una entrevista con The Times, Møller, danés, dijo:

Lo que hemos visto es una de las mayores migraciones humanas de la historia. Y se va a acelerar. Los jóvenes tienen todos teléfonos móviles y pueden ver lo que pasa en otras partes del mundo, y eso actúa como un imán.

El ministro alemán de Fomento, Gerd Müller, ha reiterado esa advertencia:

Los mayores movimientos migratorios están aún por llegar: la población de África se duplicará en las próximas décadas. Un país como Egipto crecerá hasta los cien millones de personas, y Nigeria hasta los 400. En nuestra era digital, con internet y los teléfonos móviles, todo el mundo conoce nuestra prosperidad y estilo de vida.

Müller añadió que sólo ha llegado a Europa el 10 % de los que se están moviendo. "Entre ocho y diez millones de migrantes están aún de camino".

En un artículo para el Financial Times, Gideon Rachman explicó el dilema de Europa:

Una posible respuesta de Europa sería aceptar que la migración del resto del mundo es inevitable, y asumirla con convencimiento. Las economías europeas, lastradas por la deuda, necesitan una inyección de juventud y dinamismo. ¿Quién dará servicio a las residencias de ancianos y construirá los sitios, sino los inmigrantes del resto del mundo?

Pero incluso los europeos que defienden la inmigración suelen aducir que, por supuesto, los recién llegados al continente deben todos aceptar los "valores europeos". Quizá no sea realista... Muchos inmigrantes de Oriente Medio y África traen consigo actitudes mucho más conservadoras y sexistas. Hará falta algo más que unas pocas clases de civismo para cambiar eso.

Quizá los países isla rodeados por el océano Pacífico, como Japón y Australia, puedan mantener controles estrictos sobre la inmigración. No es en absoluto imposible para una UE que forma parte de una superficie euroasiática y sólo la separan de África pequeñas franjas del Mediterráneo.

Por Soeren Kern. Es analista de política europea para el Instituto Gatestone en Nueva York.

Traducción del texto original: Europe's Migrant Crisis: Millions Still to Come
Traducido por El Medio
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario