AMIA: apartaron al abogado del Gobierno del juicio oral por el encubrimiento del atentado


El abogado del Gobierno que actúa en el juicio oral por el encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA fue apartado hoy del proceso y fue denunciado para que se investigue su conducta porque no podía ocupar ese rol ya que era incompatible con otro cargo que tiene en el Estado.

Se trata de Juan José Console, quien tuvo a su cargo un alegato que generó polémica porque no pidió condenas para los fiscales acusados de encubrir el atentado a la AMIA, Eamon Müllen y José Barbaccia. Esa intervención provocó el enojo de la diputada nacional Elisa Carrió, que criticó al ministro Germán Garavano.

El Tribunal Oral Federal 2 resolvió hoy apartar a Console del juicio, dejó sin efecto su designación como abogado del caso y lo denunció ante el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), la Oficina Anticorrupción y el Consejo de la Magistratura de la ciudad de Buenos Aires -donde trabaja Console- para que se analice su conducta.

Console es abogado de la Unidad AMIA y fue designado por el titular del área, el ex senador radical Mario Cimadevilla, hoy enfrentado con el ministro Garavano. Enojada por la estrategia adoptada, de la querella del caso se retiró Mariana Stilman, abogada de confianza de Carrió. También fueron apartados otros abogados que intervenían en el juicio.

"La dimisión de Stilman se produjo luego de la sorpresiva intervención del ministro en el trabajo de la querella del Estado en la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA", sostuvo la Coalición Cívica en un comunicado.

La polémica se generó porque Console en su alegato pidió la absolución de Müllen y Barbaccia por considerar que no había pruebas. Otros abogados de la querella entendían que había elementos para acusar a los fiscales. La Fiscalía del caso pidió para ambos penas de ocho años de prisión.

"No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno", agregó la Coalición Cívica en su comunicado.

Garavano le contestó a Carrió: "Ella puede pedirme un juicio político, cualquiera puede pedirme un juicio político, no es algo que me preocupe demasiado; de hecho, estoy tranquilo".

Por el polémico alegato, Garavano fue denunciado penalmente por el reducidor de autos Carlos Telleldín, uno de los acusados en el juicio.

De las actuaciones surgió que Console tiene un cargo como secretario letrado en el Consejo de la Magistratura de la ciudad y que podía ser incompatible con su participación en el juicio. El Tribunal Oral Federal 2 pidió informes y hoy tomó una decisión.

En una nota que había presentado ante el TOF, el abogado ya había manifestado su intención de abstenerse de continuar asistiendo a las audiencias del debate oral hasta tanto se resolviera su situación.

Al inicio de la audiencia de esta mañana, se leyó una resolución en la que los jueces Jorge Gorini y Néstor Costabel señalaron que Console como funcionario del Consejo tiene la incompatibilidad para ejercer la profesión como abogado. "Su cargo es incompatible con el que ocupa en este juicio", resolvieron.

Por eso lo apartaron y dispusieron que se analice su conducta. Sin embargo, no anularon su alegato ya que cuando lo realizó estaba presente otro abogado del Ministerio de Justicia, lo que le dio validez.

La tercera integrante del tribunal, Karina Perilli, votó por no apartar a Console pero no se opuso a que su conducta sea analizada por el CPACF.
Console hoy no se presentó en el tribunal y lo informó a través de un escrito.

En el juicio se juzgan las presuntas irregularidades cometidas durante la investigación del atentado a la AMIA. Están acusadas 13 personas, entre ellas el ex presidente Carlos Menem, el juez de la causa Juan José Galeano, y el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy.

Fuente: Infobae
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario