Antisemitismo desde la cárcel: Yussuf Khalil, implicado en el encubrimiento al atentado a la AMIA, pidió "unirse" contra el "sionismo"

"Lo peor es estar encerrado y no poder combatirlo", dijo en una carta a su comunidad que un amigo difundió. Dice que es un preso político



"Es importante que estemos todos unidos como comunidad, ya que el avance del sionismo en la Argentina es fuerte y nos tiene que encontrar unidos y organizados, nunca se atrevieron a tanto como lo hicieron ahora", dijo Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil en una carta que envió desde el penal de Ezeiza donde está preso desde el 7 de diciembre último, por disposición del juez Claudio Bonadio que investiga el Memorándum con Irán como posible encubrimiento del atentado en la AMIA.

El referente de la comunidad alauita argentina, que negó en la causa haber sido enlace entre el gobierno de Cristina Kirchner y el régimen iraní, expresó que "lo peor es estar encerrado y no poder combatir el sionismo como uno realmente desea". Los alauitas son una rama del Islam que está sostenida por Irán.

La carta fue difundida por Emi Fares, que en su perfil de Facebook se define como "militante peronista" y miembro de la "JP Descamisados" y aseguró que se trata de una "carta del hermano y preso político desde el penal de Ezeiza". Llegó a Infobae por una fuente de la comunidad judía en la Argentina, que transmitió su preocupación por la agresividad de sus términos contra lo que -parece- es un llamamiento contra los renovados vínculos del gobierno de Cambiemos con Israel.

Khalil, Fernando Esteche y Luis D'Elía (ambos presos en Marcos Paz) fueron detenidos porque "contribuyeron estratégica y sustancialmente con las acciones necesarias para la concreción del plan" de encubrimiento de la responsabilidad de Irán en el atentado, según la acusación del fiscal Gerardo Pollicita. También Carlos Zannini está preso por la misma investigación.

Para el fiscal Alberto Nisman, Khalil era un agente especial iraní y formaba parte de una diplomacia paralela entre el gobierno argentino y el de Mahomoud Ahmadineyad, presidente iraní. En los audios que forman parte de la investigación que realizó Nisman, la voz de Khalil voz aparece en gran cantidad de comunicaciones en los que se dan detalles de la trastienda del memorándum de entendimiento.

En su carta, que está fechada el 29 de enero, Khalil escribió unas líneas en la tipografía arábiga del idioma farsi (persa) y agradece la ayuda que le están brindando varios dirigentes "que se preocupan por mí en todo momento" . Menciona a Sheij Moshen Ali, Sheij Fayr Ali y "el enorme" Muhammad 'Abbas, "que me llama constantemente para seguir de cerca todo lo que pasa y para darme aliento". También agradece a Ahmito Hussein, que "está firme individual e institucionalmente". Además, contó que "estoy en un pabellón de extranjeros". "Somos 30 personas y nos llevamos bien alhamdulillah (sic), así que por eso no tienen que preocuparse", explicó.

Cerró su misiva diciendo "les pido que no aflojen en este camino y como dice el sagrado Corán: "Ua makaru ua makarullah, Uallahi jairul makirin" (sic) Sadqallah. Precisó que está en Ezeiza, Módulo 5, Celda 28, Pabellón C.

Curiosamente, la carta solo obtuvo dos comentarios en Facebook, ambos con una bandera israelí y el himno del Estado de Israel.

"Allahu Akbar, Allahu Akbar" (Alá es Grande), gritó Khalil en el momento en que era detenido en su domicilio de Floresta, mientras un grupo de personas lo vitoreaba.

Fuente: Infobae
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario