NETANIAHU DISPUESTO A DAR BATALLA POR LAS ACUSACIONES

Las cuatro acusaciones policiales contra Netaniahu, denominadas 1000, 2000, 3000, 4000, han aumentado la polarización política en Israel. Todo el eje de derecha y algunos sectores religiosos se abroquelaron alrededor de Netaniahu acusando a la oposición de izquierda de intentar derrocar al premier a través de los medios de comunicación.  A pesar de los golpes que Netaniahu recibió estas semanas, una nueva encuesta demuestra que de haber elecciones al día de hoy, su partido el Likud obtendría 27 mandatos y podría volver a formar gobierno coalicional. Netaniahu tiene varias opciones por delante.
Puede dimitir ( dificilmente lo haga); puede gestionar adelantamiento de elecciones, puede y debe defenderse ante la justicia.
Cabe destacar que la polarización agudizada que se da en Israel tiene que ver con el hecho que la izquierda mira las acusaciones de corrupcion y la derecha hace valer todo lo que Netaniahu consiguió en materia de seguridad conteniendo al Hamas,al Hizbollah ( desde 2006 no hay incidentes con la organización terrorista), su política de freno a Irán, el alieneamiento de Trump con los intereses de Israel; y la conformación de una coalición  en ciernes de una coalición antiirani con Egipto y  Arabia Saudita.  A ello hay que sumar que nunca Israel establecio en menos de un año vínculos estrechisimos con Rusia, China Popular y La India, tres potencias de primer nivel.
Asi las cosas, el israelí deberá definir si la seguridad se impondrá a la posible corrupción o las acusaciones de corrupción implicarán una modificación en las políticas disuasivas que le dieron un éxito parcial a Netaniahu.


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario