LA NUEVA IRRESPONSABILIDAD DE HAMAS


Por Ana Jerozolimski - Semanario Hebreo

Desde hace ya semanas Hamas está organizando una iniciativa de largo alcance, una nueva forma de provocar y perjudicar a Israel, utilizando nuevamente su arma preferida: su propia gente, cueste lo que cueste. Para el 30 de marzo, el simbólico día de protesta conocido como “el día de la tierra”, planean que miles o hasta decenas de miles de palestinos de la Franja de Gaza, se lancen corriendo hacia la cerca separatoria con el vecino territorio israelí, en un declarado intento de romperla y cruzar a Israel.

Claro está que ponen a Israel ante el serio desafío de cómo reaccionar, cómo maniobrar entre la necesidad de impedir que los palestinos crucen la frontera y el deseo de evitar muertos entre los civiles, que supuestamente correrán desarmados hacia la cerca. Israel no puede permitir que de Gaza, una zona controlada por una organización terrorista opuesta a su propia existencia, crucen sin ser frenados. Por otro lado, tampoco quiere ni puede disparar a mansalva para contener a esa gente. Ni por principios, ni por imagen.

El problema de fondo es que hay aquí un desequilibrio abismal, entre el deseo israelí de minimizar riesgos de civiles muertos-aún cuando aclara que no les permitirá pasar- y el alevoso intento de Hamas de provocar un roce tal con Israel que lleve a un gran estallido con víctimas mortales. Hamas sabe que Israel no puede abstenerse de intentar frenar a la multitud. Sabe que si no tiene más remedio, si no logra dispersar a la gente por otros medios, va a tener que abrir fuego. ¿Entonces para qué lo hace?¿Para qué está organizando esta marcha sin sentido, que no ayudará en nada a los palestinos sino que los arriesgará, sin aportarles nada?

No hay que tener demasiada imaginación para entender que Hamas quiere palestinos muertos, para usarlos como ha hecho siempre, en su guerra de propaganda contra Israel.

Este es el problema central de la población de Gaza: que sus líderes no velan por ellos y colocan la agenda de Hamas como prioridad, antes que las necesidades de la gente de Gaza.

El analista de asuntos palestinos del Canal 12 de la televisión israelí, el muy profesional Ohad Hemo, dijo que este esfuerzo de Hamas que la organización pretende dure aproximadamente un mes, o sea muchos días con choques en la cerca, cuesta 10 millones de dólares. No tenemos forma de confirmar o desmentir la cifra, sino solamente de señalar lo serio del trabajo del colega que mencionamos. ¿En qué se irá el dinero? En toda la logística, dado que Hamas planea que la gente se instale semanas en carpas junto a la frontera, para desafiar constantemente a Israel. Ningún país en conflicto con su vecino, podría tolerar que el territorio adyacente a su frontera esté repleto de gente del lado “enemigo”.

La prueba de la problemática al respecto la dieron todos los incidentes violentos junto a la cerca desde comienzos de diciembre, cuando al parecer es en medio de los disturbios de gente incitada por Hamas, que hay quienes se “mezclan” y colocan cargas explosivas junto a la frontera.

Diez millones de dólares...también un millón sería un escándalo, con todas las necesidades de Gaza, necesidades que se agravan continuamente debido a que Hamas roba los recursos de la gente para su infraestructura armada y a que por la fracasada reconciliación entre Hamas y Al Fatah, el Presidente palestino Abbas toma medidas contra Hamas en Gaza...y claro está que la víctima es el pueblo.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario