EL MUNDO SE LANZA AL CUELLO DE ISRAEL


Si se permitiera a los 30.000 palestinos cruzar esas fronteras, en lugar de terroristas muertos, habríamos tenido israelíes muertos. ¿El mundo estaría más satisfecho?

GIULIO MEOTTI

Todos los hipócritas del mundo están ahora en el cuello de Israel.

El sátrapa Erdogan, que mata a los kurdos, que invade Afrin, que persigue a los cristianos y que ocupa Chipre, tiene el descaro de acusar a Israel de “terrorismo” en Gaza. Al menos 289 y más de 500 personas han muerto desde que Turquía lanzó su Yihad contra Afrin y Erdogan se permite dar lecciones éticas a Israel.

Pero de alguna manera perversa, Erdogan tiene razón: los que no condenaron la invasión turca y las masacres en Afrin tardaron dos minutos en convertir a Israel en nazi en la frontera de Gaza por defenderse. En la ONU, si no hubiera estadounidenses que vetaran la resolución, Jerusalén sería procesada como los nazis en Nuremberg. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió “urgentemente” el viernes por la noche, a pesar de las solicitudes estadounidenses e israelíes de posponer la reunión debido al Seder de Pesaj. Tienen mucha prisa cuando se trata de difamar a Israel, pero son lentos como los perezosos cuando se trata de Siria, Corea del Norte e Irán.

Mientras tanto, la UE, con Federica Mogherini, que no ha dicho nada sobre las muertes y torturas y los arrestados en Irán, pide una “investigación independiente” en Gaza, sin mencionar los crímenes de Hamás. Los palestinos deberían haber intentado romper las fronteras de Turquía, Egipto, Irán o Siria. En lugar de 16, habrían habido 3.000 muertes. Y todos civiles. ¡Hipócritas!

Luego, el Papa Francisco, en su discurso ante la bendición Urbi et Orbi, dijo que “la Tierra Santa está herida por conflictos abiertos que no perdonan a los indefensos“.

Es correcto quejarse de la pérdida de vidas en Gaza. Pero habría sido correcto solo si hubiera recordado a los terroristas de Hamás que se pusieran junto a los “indefensos“. La “marcha” de Hamás contra Israel fue tan indefensa que el líder de los islamistas de Gaza Sinwar dijo que “vamos a comer los hígados de los israelíes“. Los hígados … Quienes calumnian a Israel, sin denunciar el terrorismo que durante 70 años quiere arrojar a los judíos al mar, aceptan un papel en la coreografía del terror creada por aquellos que quieren “comer el hígado de los israelíes” .

Si se permitiera a los 30.000 palestinos cruzar esas fronteras, en lugar de terroristas muertos, habríamos tenido israelíes muertos. ¿El mundo estaría más satisfecho?

Los principales medios de comunicación han escrito mentiras horribles y ridículas sobre “matanza” y “masacre“. En cuestión de horas, sobre la base de falsedades y prejuicios que actúan como una fiebre, Israel fue linchado, juzgado y sentenciado a la horca por la opinión pública, en gran parte debido a la televisión y los periódicos.

Hoy estoy avergonzado de mi profesión.

Israel tiene el derecho de usar la fuerza para defender a sus ciudadanos y las fronteras de los terroristas.

Hamás ha matado a cientos de civiles israelíes desarmados.

Hamás ha lanzado miles de misiles sobre ciudades israelíes.

Hamás ha desatado tres guerras contra Israel en diez años.

Hamás ha transformado a Gaza en un Afganistán en el Mediterráneo.

Es por eso que Europa ha incluido a Hamás en la lista de terroristas. Israel tiene derechos sobre el bloqueo naval de Gaza y de sellar sus fronteras y defenderlas de aquellos que quieren destruir el Estado judío.

En la última guerra, los terroristas palestinos usaron los túneles para ingresar a Israel con el fin de matar soldados y civiles. La mayoría de los participantes en los enfrentamientos de ayer eran mujeres y niños, escudos humanos, pero todas las víctimas son hombres, tienen entre 18 y 30 años y han estado directamente involucrados en el terrorismo.

¿Qué habrían hecho los países occidentales si ISIS hubiera organizado una manifestación como esta en Calais o Melilla, las fronteras más frágiles de Francia y España? Hamás e ISIS son hijos del mismo mal islamista. Ambos usan civiles como escudos humanos. En lugar de educación, tienen marchas en las fronteras. En lugar de infraestructura, tienen túneles y misiles. No hay “ocupación” en Gaza desde 2005. Pero Hamás quiere todo, Ashkelon, Jaffa, Jerusalén. Es por eso que quieren atravesar las fronteras israelíes mediante marchas y túneles.

En todo el mundo, la gente protesta con letreros y consignas. En Gaza lo hacen con cócteles Molotov y rifles. Pero no tendrán éxito. La capacidad de Israel de “resistir” es única en el mundo. ¿Qué otro estado democrático y occidental resistiría en el lugar de Israel? Ninguno.

El escritor, un periodista italiano con Il Foglio, escribe una columna dos veces por semana para Arutz Sheva. Es el autor del libro “Una nueva Shoah”, que investigó las historias personales de las víctimas del terrorismo en Israel, publicado por Encounter, y de “J’Accuse: el Vaticano contra Israel” publicado por Mantua Books. Sus escritos han aparecido en publicaciones como el Wall Street Journal, Frontpage y Commentary.

Fuente: Arutz Sheva – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario