OTAN-EUROPA Y EL PROBLEMA JUDIO (UNA VEZ MÁS). Por Flavio Goldvaser.


El 2 de junio de 2018 el Secretario General de la Alianza defensiva de los Países Europeos Occidentales (OTAN) Jens Stoltenberg. En unas imprevistas declaraciones para la Revista alemana Der Spiegel en referencia a un teorético ataque de Irán a Israel. Declaraba que mientras Israel es considerado un país amigo, no es miembro de la alianza, por lo tanto las garantías de seguridad no se aplican para este país. Expresando que Israel estará solo frente a un ataque convencional o nuclear de la Republica Islámica de Irán.

Estas declaraciones surgen al mismo tiempo que la agencia de inteligencia de Alemania publicaba un reporte reservado. Donde afirma que Irán durante el año 2017 trato de obtener tecnología y conocimiento científico para producir armas de destrucción masiva y mejorar los sistemas misilisticos portadores de esas armas. Y así mismo intentó comprar en Alemania software y hardware avanzado de uso dual, como así partes electrónicas para sus cohetes.

Mientras la respuesta no oficial israelí a la amenaza iraní es que ya en los años 1950. Los científicos alemanes que habían trabajaron para el régimen nazi fueron contratados por Egipto para construir armas de destrucción masiva. De la misma forma Irán está yendo a Alemania para construir el mismo tipo de armamento. Pero que deberían recordar cómo Israel manejo la situación en esa época.

Pero más allá de estos comentarios no oficiales, y de estos reiterados intentos por parte de Irán de adquirir tecnología de punta en Europa para uso militar. Históricamente las relaciones entre Europa e Israel nunca fueron fáciles. Si bien todos los países europeos votaron por la creación del Estado de Israel. La relación política con Europa se puede resumir en las palabras pronunciadas por el presidente de Francia el General De Gaulle. Quien dijo que a Francia se le dio a elegir entre el bloque árabe e Israel, y siendo que los intereses del país con los primeros son más importantes que sus relaciones que Israel Francia elige al bloque árabe. Resumiendo la doctrina de política exterior no solo de su país, sino de Europa hasta el presente. Decisión

que se vio fortificada por el embargo petrolero producido por la Guerra de Yom Kippur en el año 1973 con el consiguiente caos económico que ocasiono en Europa.

Si bien las relaciones políticas con Israel mejoraron durante la época de Peres y Rabino cuando ellos actuaban como Primer Ministros de Israel y en consonancia con los acuerdos de Oslo. Nunca el bloque dejo de votar en contra de Israel en cada decisión del Consejo de Seguridad y en todo foro de las Naciones Unidas. Aunque si bien no todos los países sostienen este consenso político. Es la política exterior de Francia acompañada por los políticos liberales y de izquierda junto a los medios de comunicación el más militante en esta posición. Y son los que arrastran a la mayoría de países tanto en la OTAN como en la zona euro.

Estas posturas y declaraciones reflejan no solo las políticas tradicionales europeas. Sino también las ventajas económicas que el tratado de entendimiento firmado con Irán trae para Europa y sus empresas. Que vieron incrementado su intercambio económico en el 2017 a mas de 20mil millones de Euros esperando este año superar ampliamente esta cifra. Y que le abre a Europa la posibilidad de realizar inversiones directas en el país persa con sus empresas petroleras, químicas y tecnológicas abriendo mercados que tanto necesita Europa para su desarrollo económico. También debemos señalar que estos dichos se encuentran enmarcados en el nuevo enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y el bloque europeo. Provocado por el retiro de Estados Unidos del tratado nuclear con Irán y por la imposición de nuevas sanciones comerciales. Y es que es esta nueva puja económica tiene por protagonista una vez más como actor central aunque no el real al Estado de Israel.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario