ARRIESGADA OPERACION DEL MOSSAD PARA HOMENAJEAR A HEROE NACIONAL

Son pocos los que recuerdan hoy en la diáspora al judío egipcio-argentino--sirio-israelí, Eli Cohen ( z"l) el más importante espía del Mossad. En estos días se ha cumplido un nuevo aniversario de su ejecución a manos de los sirios en 1965. El Mossad, en un operativo cuyos detalles no trascendieron, obtuvo insólitamente el reloj personal de Cohen que había sido incautado por los sirios antes de su ahorcamiento. Lo hizo para darselo como testimonio a su viuda, que aún vive, Nadia Cohen, y a sus dos hijos que casi no conocieron a su padre. Cohen yace en alguna tumba desconocida en el corazón de Siria. De allí la importancia para la viuda de tener algo de él. El reloj fue obtenido hace no más de dos meses y su esposa estaba al tanto del operativo secreto.
Israel siempre aclaró a Siria que no habrá nunca paz total con los sirios sin la devolución de los restos de Cohen, asesinado en un juicio sumario que conmovio al mundo, incluso al papa  Pio VI. Cohen nació en  Egipto y luego hizo aliá en 1956 al desbaratarse un grupo sionista egipcio del cual el formo parte.  Vio morir a dos de sus amigos y por eso se escapó a Israel. En el estado hebreo fue reclutado por el Mossad estando ya casado.  Su apariencia oriental, su elegancia, su estilo, su dominio del árabe, lo transformaron en el hombre ideal para infiltrarse en Siria. En 1962 fue infiltrado a Siria luego de insertarse en la comunidad sirio-argentina como un prospero comerciante. Llego a cargos elevadisimos dentro de la estructura de poder y por transmisor encubierto en un tablero de ajedrez transmitía información secreta hasta que fue detectado con la ayuda soviética. Siempre trabajó solo y en reuniones hogareñas arrancaba valiosa información de inteligencia dado el alto grado de apoyo económico que dio al partido Baath. Su esposa, fue entrevistada hoy por el diario Israel Hayom. Transcribimos los conceptos más sensibles y salientes.
" Estoy muy emocionada con lo que me trajo el Mossad. El telefono hoy no dejo de sonar en todo el día. Me llamaban de todo Israel gente que no conocía pero que sabían del sacrificio de mi pobre esposo. La snesación al ver el reloj de él es que algo de su ser volvió a casa. Es muy emotivo y pido al Mossad que haga todo lo imposible para poder traer sus restos a casa; para tener un lugar donde llorarlo, para contarle cuanto nos hizo falta y cuanto nos duele su ausencia hace 54 años. Decidí que el reloj recuperado por el Mossad quede en la sede del Mossad que lo recuperó. Que sea inspiración para tantos otros jóvenes que sin que lo sepamos sacrifican su vida por la seguridad de Israel".
Cabe destacar que autoridades israelíes no han informado nada respecto a quien tuvo el reloj todo este tiempo en Siria, cuando y como fue extraído pero no deja de ser un símbolo particular de como Israel ha penetrado en el corazón del poder sirio.


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario