Mauricio Macri se comprometió ante las autoridades de la AMIA a llevar el reclamo de justicia a nivel internacional


Un día antes del acto por un nuevo aniversario del atentado a la AMIA, el presidente Mauricio Macri se comprometió este martes ante las autoridades de la mutual judía a "dar un fuerte impulso internacional" a la causa por el ataque terrorista ocurrido en 1994 y evitar que los acusados iraníes por ese ataque puedan salir de Teherán sin inconvenientes a otros países como ocurrió recientemente con el ex canciller iraní Ali Akbar Velayati.

Macri, junto al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recibió ayer por la tarde en su despacho de la Casa Rosada al presidente de la AMIA Agustín Zbar y se comprometió a llevar a la ONU, la OEA y otros organismos internacionales el reclamo de justicia por la causa del atentado que les costó la vida a 85 personas y dejó más de 300 heridos.

Hoy se realizará un acto en la sede de la AMIA por los 24 años del atentado pero Macri no concurrirá. Sin embargo, el jefe de Estado recibió a las autoridades en pleno de la AMIA y adelantó que en la Asamblea General de Naciones Unidas que se realizará en septiembre próximo pedirá a la comunidad internacional colaboración para esclarecer el atentado y avanzar en la causa judicial.

La mención de Macri sobre la internacionalización de la causa AMIA cobra un doble sentido en estos momentos por un motivo particular: la semana pasada el presidente Vladimir Putin recibió en Moscú al ex canciller iraní Velayati que está implicado en la causa del atentado y pese al pedido de captura que extendió el juez Rodolfo Canicoba Corral la administración rusa no detuvo al funcionario irani.

"Pedimos al Presidente que haya una mayor presión internacional por la causa AMIA y sentimos que fuimos escuchados", dijo Zabar a Infobae al salir de la reunión con Macri. En este sentido, el titular de la AMIA dijo que el jefe de Estado lamentó que la Justicia rusa no haya actuado a tiempo para detener a Velayati como pidió el juez Canicobal Corral.

Además, Macri se comprometió ante las autoridades de la AMIA a crear una suerte de cargo de embajador permanente para hacer seguimiento de los funcionarios iraníes que viajen por el mundo para actuar de inmediato con un "protocolo de actuación" judicial y dar acción inmediata a los exhortos judiciales que exigen la detención de los iraníes involucrados judicialmente en el atentado.

De todas maneras, el Gobierno dejó en claro que no elevará queja alguna a Rusia por haber dejado ir a Velayati a pesar de que existe un tratado de extradición entre ambos países. Es que para el Gobierno se trató de un problema de "burocracia judicial" la que impidió que los tiempos se conjugaran para poder detener y extraditar al ex canciller iraní. Este funcionario viajó la semana pasada a Moscú y estuvo por tres días allí. Se reunió con Putin para recibir un apoyo de Rusia en el acuerdo de seguridad nuclear del régimen iraní.

Por su parte, Avruj mencionó a Infobae que hay también un compromiso del gobierno de darle visibilidad internacional a la causa AMIA en la cumbre de presidentes del G20 que se dará en Buenos Aires el 30 de noviembre. Según dijo el secretario de Derechos Humanos, la idea del Presidente es invitar a las autoridades de la AMIA a la reunión del G20.

Por el lado de la AMIA, además de Zbar, estuvieron el vicepresidente de esa entidad, Ariel Eichbaum; Darío Fernán Curiel, secretario general; Alberto Chaieno, tesorero y Daniel Pomerantz, director ejecutivo.

Como parte de esta estretgia de llevar la causa AMIA al mundo, las autoridades de la mutual judía invitaron para el acto de mañana al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Fuente: Infobae
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario