70 años de Brit Abraham - Hajnazat Sefer Torá


El 21 de Elul de 5708 (1948) abría las puertas en Villa Crespo una sinagoga que agrupaba a judíos originarios de Galitzia, Polonia: Brit Abraham, popularmente conocido como el Shil de Antezana y 70 años después, sus actuales miembros decidieron festejar este aniversario íntimamente relacionado con el Estado de Israel, con la incorporación de un nuevo Sefer Torá.

Tal como es parte de la tradición del pueblo judío, el ingreso de un nuevo Sefer Torá en el Aarón Hakodesh de un Beit Hakneset, se festeja con cantos, bailes y una comida festiva, que en este caso se llevo a cabo el pasado 28 de agosto.



Previo al ingreso del Sefer Torá, confeccionado en Israel por el prestigioso sofer Itzjak Goldstein y traído desde Jerusalem por las autoridades de la institución. Los miembros de la comunidad presente pudieron cumplir con el precepto de ser participes de la escritura de un Sefer Tora, escribiendo – valga la redundancia – por lo menos una letra del texto sagrado.

Acompañado por los Sifrei Torá que contaba Brit Abraham bajo el palio nupcial, el nuevo Sefer fue ingresado al edificio de Antezana 145 por una impresionante cantidad de gente que ocupó todo el espacio de la calle, cantando y bailando alegres melodías jasídicas.



Luego de proyectarse un vídeo histórico y haberse reconocido la tarea que Ester y Pablo Krengel y sus hijos vienen efectuando desde hace décadas a fin de que Brit Abraham continuara la labor que en su momento establecieron sus fundadores, y la constante ayuda que presta Saúl Luñansky , el rabino de Brit Abraham, Ioni Kapeluchnik ,luego de agradecer a todos los que colaboraron para que la Hajnazat sea posible se dirigió a los presentes manifestando entre otros conceptos “Si hoy estamos acá es porque hubo algo antes: personas y familias que se ocuparon de que el Shil siga abierto en el camino de la Torá y no caiga en las falsas esperanzas de diluir los conceptos de nuestra Torá para acercar a personas y no mostrar la real identidad, que es el verdadero imán que lleva al judaísmo” para luego afirmar “cuando inauguramos una Torá no es únicamente un objeto judío que traemos; un artefacto que adorna el templo. No es un adorno, ni siquiera una alhaja o una joya, es mucho más que eso. Torá tiene su origen en las palabras hebreas orá, luz y horaá, enseñanza. Y nosotros nos encontramos en la diáspora, que es comparada con la oscuridad. La Torá es el faro que ilumina la obscuridad de la diáspora;, es la enseñanza; es el conducto y la puerta en que nos unimos al Creador, y aquí tenemos algo que es esencial en nuestro pueblo: hay un D’s y una Torá y hay una forma de unirse, de ser uno igual que la Torá, donde cada letra es individual pero todas ellas forman palabras y mensajes unificados. Una lectura que se puede hacer de corrido logra la unificación de la Torá; de la misma manera nosotros, como las letras de la Torá, cada individuo es diferente pero entre todos logramos la identidad del Am Israel”

El rabino Iony Kapeluchnik recordó que la fecha del calendario hebreo en que se está realizando la ceremonia, 18 de Elul, “es el día que nacieron dos grandes luminarias de nuestro pueblo: el Baal Shem Tov, y el Alter Rebe, rabino Schneur Zalman de Liadi”.



Consultamos a Ezequiel Wagmaister y a Sebastián Machabansky, presidente y vicepresidente de la institución respectivamente sobre cómo llegaron a este momento. Sebastián nos dijo “fuimos agrupándonos familias, gente joven, profesionales, con empuje que dedica tiempo para poder desarrollar el Shil y entre los muchos proyectos que encaramos ,y vamos a encarar, era tener un nuevo Sefer Tora, que es la primera vez que ocurre, y lo hicimos con el esfuerzo de todos, de toda la comunidad que nos ayudo para esto”. Ezequiel nos dijo : “Éramos un grupo pequeño que comenzamos a activar hace aproximadamente 5 años, cuando no teníamos rabino, juntgándonos para rezar, a veces sin miniam. Para las Altas Fiestas se sumaba gente del barrio pero los que estábamos activando fuertemente decidimos que tener un rabino era fundamental y pusimos todos los esfuerzos y recursos en esa tarea y tuvimos la posibilidad de contactar con Iony Kapeluchnik. Decidimos que era la persona indicada para liderarla espiritualmente y a partir de allí se sumaron nuevas familias, Brit Abraham fue creciendo”.



Junto a los centenares de asistentes estuvieron presentes, durante diversos momentos del acto, el Gran Rabino de la AMIA, rabino Gabriel Davidovich; el Director General de Jabad Lubavitch Argentina, rabino Tzvi Grunblatt, el rabino Yoel Migdal entre otros, engalanando un evento que claramente volvió a hacer historia en ésta institución y en nuestra comunidad


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario