Judíos de Chile: una comunidad vibrante que enfrenta tensiones y hostilidad


Una delegación de AJC concluyó una visita de tres días a la capital del país.

La delegación, encabezada por el CEO de AJC, David Harris, mantuvo encuentros con altos funcionarios chilenos, incluyendo una cena privada con el canciller Roberto Ampuero, y reuniones con el ministro del Interior y Seguridad pública, Andrés Chadwick; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín; el presidente del Senado, Carlos Montes; y miembros del parlamento.

La delegación también se reunió con diplomáticos apostados en Chile, incluyendo la embajadora de Estados Unidos, Carol Perez, y el embajador israelí, Eldad Hayet.

Durante la visita se llevaron a cabo numerosos encuentros con integrantes de la comunidad judía de Chile, con la cual AJC mantiene un acuerdo de asociación de larga data, la Federación de Estudiantes Judíos, empresarios judíos, egresados chilenos del programa Project Interchange de AJC, así como el rector de la Universidad de Chile.

Los principales temas abordados fueron: 1) el aumento de las expresiones antisemitas en Chile; 2) los desafíos que enfrentan las relaciones entre las comunidades judía y palestina de Chile; 3) las relaciones bilaterales Chile – Israel y Chile – Estados Unidos; y 4) las iniciativas legislativas para confrontar la incitación y el discurso de odio, así como las potenciales actividades terroristas en Chile.

“Para nosotros es siempre una satisfacción ver a nuestros amigos de la comunidad judía de Chile”, dijo Harris, quien ha visitado Chile de forma regular durante los últimos 30 años. “Mientras que la comunidad continúa siendo increíblemente vibrante, nos preocupa que a la vez se sienta crecientemente vulnerable”.

Chile alberga a una comunidad de entre 300 y 400.000 descendientes de árabes palestinos, en su mayoría cristianos, que inmigraron hace casi un siglo, cuando el Imperio Otomano se desmoronaba. Según se ha reportado, se trata de la colectividad palestina más numerosa fuera del Medio Oriente. Si bien los vínculos entre las poblaciones judía y palestina habían sido cordiales en el pasado, han recrudecido en años recientes, a la vez que se ha intensificado el sentimiento antisionista y pro-BDS de la principal organización palestina. 

“En las reuniones que mantuvimos con los funcionarios gubernamentales, expresamos la necesidad de prestar la debida atención al impacto que algunas conductas hostiles, e incluso intimidatorias, tienen sobre la vida de los judíos de Chile, en especial en las universidades”, dijo Harris. “En tanto parte vital del tejido social de Chile, la comunidad judía no debería sentirse insegura al expresar su apoyo al Estado de Israel”.

En respuesta a esta creciente preocupación, AJC lanzó una petición urgiendo al presidente Piñera para que actúe. Dicha petición reunió más de 6.000 firmas.

AJC trabaja conjuntamente con la comunidad judía de Chile para llevar a líderes políticos y mediáticos chilenos a Israel a través de Project Interchange. Adicionalmente, el Instituto Belfer para Asuntos Latinos y Latinoamericanos de AJC (BILLA) mantiene contactos cercanos con los diplomáticos chilenos apostados en el exterior.

La delegación estuvo integrada por Dina Siegel Vann, la directora de BILLA; Mario Fleck, presidente de BILLA; y líderes de la comunidad judía de Chile.

Fuente: AJC
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario