NINGÚN CAMBIO DE LA POLÍTICA DE EE.UU. CON IRÁN, DICEN FUNCIONARIOS NORTEAMERICANOS A ISRAELÍES


De acuerdo al mandatario, una reunión suya con líderes de Irán no sería un signo de debilidad o de fortaleza, sino “lo apropiado” para tratar de obtener algo mejor que lo que su predecesor Barack Obama logró con el Acuerdo Nuclear de Irán.

Pese a la postura abierta expresada ayer por Donald Trump, las políticas de EE.UU. hacia el régimen de Irán no sufrirán modificación alguna por el momento, aseguraron funcionarios israelíes.

“Altos oficiales norteamericanos dijeron a Israel que no hay cambios en sus duras políticas hacia Irán”, aseguraron fuentes oficiales del gobierno israelí este martes a medios israelíes.

Trump dijo ayer durante una conferencia de prensa en Washington estar dispuesto a reunirse, y sin precondiciones, con cualquier integrante del régimen de Teherán para entablar un diálogo.

“Me reuniría con quien sea. Creo en los encuentros…Ciertamente me reuniría con Irán si ellos quieren, no sé si estén listos, están pasando por un mal momento”, dijo. “Estoy listo para reunirme con ellos cuando quieran…sin precondiciones”, agregó de manera enfática, después de que fue cuestionado sobre si podría o no llegar a entablar un encuentro con el presidente de Irán, Hassan Rouhani y bajo qué condiciones.

De acuerdo al mandatario, una reunión de este nivel no sería un signo de debilidad o de fortaleza de su parte, sino “lo apropiado” en este caso para tratar de lograr algo mejor que lo que su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, realizó con el régimen de Teherán respecto al Plan de Acción Conjunto y Completo en el año 2015, también conocido como Acuerdo Nuclear de Irán, firmado por EE.UU., Rusia, China, Alemania, Reino Unido, Francia y la Unión Europea.


Este martes, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán expresó que las declaraciones de Trump contradicen sus acciones con Irán, en particular con respecto a las sanciones económicas, reportó la agencia Reuters.

En mayo pasado, Trump anunció la salida de su país del Acuerdo Nuclear, cuyo fin es restringir el programa nuclear de Irán durante varios años, al que califica como uno de los peores acuerdos realizados por la nación americana, debido a que considera que es insuficiente para evitar que Teherán pueda obtener armas nucleares y poner en peligro la seguridad internacional.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha respaldado en todo momento a Trump en sus esfuerzos por abandonar el Acuerdo Nuclear, debido a que también considera que este deja las puertas abiertas al régimen para obtener armas atómicas y poner en grave seguridad al Estado Judío.

Pese al tono abierto y conciliador que hoy Trump anunció durante su conferencia conjunta con el primer ministro de Italia en Washington, hace una semana la postura del mandatario con Irán fue muy distinta, después de que advirtiera a Irán de que cualquier amenaza grave contra EE.UU. por parte del régimen sería pagada por el país musulmán con “sufrir consecuencias que pocos han sufrido a lo largo de la historia”.

Rouhani, un día antes, había advertido al gobierno de Trump que no siguiera intensificando su hostilidad hacia Irán.

“Señor Trump, no juegue con la cola del león, esto solo lo llevaría a que se arrepienta”, dijo Rouhani según la agencia estatal de noticias IRNA. “EE.UU. debería saber que la paz con Irán es la madre de toda paz, y la guerra con Irán es la madre de todas las guerras”.

Fuente: Hadashot 10 / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario