El CJL celebra condena judicial contra grupo neonazi en Brasil


El Presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Adrián Werthein, celebró un fallo de este miércoles que condena a trece años de prisión a tres hombres que atacaron en 2005 a un grupo de judíos que caminaban portando la kipá. “Es un acto de justicia y un precedente ejemplificador”, dijo Werthein.

Tres hombres acusados de asociación con ideología neonazi fueron condenados este miércoles por intento de homicidio triplemente calificado, en un ataque contra tres jóvenes judíos ocurrido en 2005 en Porto Alegre.

“Celebramos este fallo que es un acto de justicia y un precedente ejemplificador para el futuro”, expresó Adrián Werthein, Presidente del Congreso Judío Latinoamericano. “Esta acción judicial reafirma el mensaje de que la sociedad brasileña no está dispuesta a tolerar actos de violencia e intolerancia”, afirmó Werthein, mientras que destacó “el gran trabajo de la Confederación Israelita de Brasil y de la Federación Israelita de Río Grande do Sul para que este delito no quede impune”.

El Presidente de la Confederación Israelita de Brasil, Fernando Lottenberg, comentó por su parte que "a pesar de la larga tramitación del proceso hasta que tuviéramos una decisión, al condenar a los acusados a la justicia manda un mensaje claro: crímenes de motivación racista o antisemita deben ser duramente combatidos y reprendidos. No hay lugar para ideologías supremacistas en un país democrático como Brasil”.

En el hecho ocurrido en 2005, las víctimas, identificadas como Rodrigo Fontella Matheus, Edson Nieves Santanna y Alan Floyd Gipsztejn, portaban kipá cuando fueron brutalmente agredidos con golpes, patadas y cuchillos por un grupo de skinheads que estaba dentro del mismo bar. Una de las calificaciones del crimen fue motivo de tortura por discriminación contra la religión de las víctimas: el judaísmo. Los acusados Laureano Vieira Toscani y Thiago Araújo da Silva fueron condenados a 13 años de prisión en régimen cerrado. El tercer acusado, Fábio Roberto Sturm, a 12 años y ocho meses.

Los agresores, hombres y mujeres, tenían edades entre 15 y 30 años, algunos usaban cabezas raspadas y vestían coturnos con cordones blancos, marca asociada a skinheads racistas. De acuerdo con relatos, uno de los miembros habría señalado a uno de los jóvenes usando quipá y dicho: "tiene judío allí". La fecha marcaba 60 años del final de la Segunda Guerra Mundial en Alemania, cuando el país se rindió.

"El día en que la comunidad judía celebra Yom Kippur, también conocido como Día del Juicio, tres skinheads fueron condenados por la agresión de 2005. Da la sensación de que se hizo justicia ", dijo Zalmir Chwartzmann, presidente de la federación judía del estado de Rio Grande do Sul.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario