La tensión levantada entre Israel y Rusia no es el único aspecto perturbador del ataque en Siria

El área de Latakia normalmente se considera fuera de los límites de Israel. El objetivo del ataque del lunes allí, que condujo al derribo de un avión ruso por parte de Siria, debe haber sido muy importante


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

El ataque aéreo nocturno de Israel en Siria fue solo uno de los cientos de tales ataques durante el año pasado, la mayoría de ellos atribuidos, pero pocos reconocidos por Israel. Sin embargo, había varios aspectos altamente inusuales, como por ejemplo, el derribo de un avión militar ruso, con 15 tripulantes, por misiles antiaéreos sirios.

Este ataque sirio en el avión ruso, como efecto secundario del ataque israelí, está generando una tensión considerable entre Moscú y Jerusalén, a pesar de la coordinación de seguridad que hasta ahora se ha mantenido entre Israel y Rusia en el contexto sirio.

El martes por la tarde, Rusia convocó al embajador de Israel en Moscú a su ministerio de exteriores para obtener aclaraciones. Anteriormente, Rusia declaró que el incidente constituyó una provocación deliberada por parte de Israel, que puso en peligro las líneas rusas, y que Moscú se reservó el derecho a responder. En respuesta, en un extraño giro de los acontecimientos, Israel reconoció el ataque, expresó su pesar por la pérdida de vidas rusas , dejó en claro que culpaba a Siria por el derribo del avión ruso, y dio detalles de lo que había ocurrido.

La escalada de la fricción en las relaciones Israel-Rusia, sin embargo, no es el único aspecto inusual de este ataque. La ubicación de los objetivos que se golpearon también fue fuera de lo común, y, de nuevo, esto se debe a la conexión rusa.

La ciudad portuaria de Latakia es considerada la principal ciudad portuaria de Siria, el centro de la secta alauita islámica de Bashar Assad, y un símbolo de la supervivencia del régimen de Assad. Más allá de esto, sin embargo, también está marcado por una importante presencia rusa.

La base aérea rusa Hmeimim, que se considera la más importante del país, se encuentra cerca, al sur. Rusia mantiene varios anillos de defensa de misiles antiaéreos alrededor de la base. Este área estaba adyacente a los objetivos atacados durante la noche.

La base naval principal de Rusia en Siria puede estar ubicada en Tartus, a unas pocas docenas de millas más al sur, pero los barcos rusos sí usan Latakia de vez en cuando, como una especie de puerto secundario. Hasta ahora, toda el área había sido considerada casi extraterritorial por Israel, esencialmente fuera de los límites, debido a la presencia rusa. Puede haber habido una huelga ocasional en los últimos años, pero de ser así, apenas figuraba en los informes de los medios internacionales, árabes o, de hecho, israelíes.

Por lo tanto, para que Israel haya atacado objetivos en Latakia, los objetivos deben haber sido críticos. Y, de hecho, el IDF, en su declaración del martes, especificó que el objetivo era una instalación militar siria que fabricaba “armas precisas y letales”, que estaban “a punto de ser transferidas, en nombre de Irán, a Hezbollah en Líbano”.

Siria, por su parte, dijo que el blanco fue una filial de su ministerio de defensa, conocida como la Organización de Industrias Técnicas, que ha sospechado vínculos con las armas químicas y los programas de misiles del país. “Estas armas estaban destinadas a atacar a Israel y representaron una amenaza intolerable contra ella”, dijo el ejército.

Latakia ha sido en el pasado un foco de la actividad militar siria. Fue a través de Latakia, en particular, que Assad importó componentes que fueron utilizados en la construcción del reactor nuclear Al-Kabir de Siria en Deir ez-Zour, que fue destruido por Israel en 2007.

Inusual, también, era la naturaleza misma del ataque, al menos de acuerdo con la información inicial. Los primeros informes sugirieron que aviones o drones no tripulados habían llevado a cabo el ataque. Poco después, hubo informes  que se llevó a cabo desde el mar.

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó que un destructor francés incluso disparó misiles en el curso del ataque, aunque los franceses negaron cualquier participación. Más tarde, Rusia dijo que el ataque fue llevado a cabo por cuatro F-16 de Israel.

Lo que está claro es que las defensas antiaéreas de Siria respondieron con fuego intenso, incluso si no había objetivos reales, como aviones israelíes, en el área. Dijo el ejército israelí: “Las baterías antiaéreas sirias dispararon indiscriminadamente y, por lo que entendemos, no se molestó en asegurarse que no hubiera aviones rusos en el aire”.

Fuente: Times of Israel
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario