La Utopia De La Paz. Por Israel Winicki


Soy ciudadano israelí.

Vivo en Israel con mi familia.

Uno de mis más grandes deseos es que de una vez por todas haya paz con los palestinos, que ellos tengan su estado JUNTO A y no EN LUGAR DE Israel.

Cualquier iniciativa lógica es, en mi humilde opinión, bienvenida.

Pero… Y siempre hay un pero… A esta altura considero que la paz y el estado palestino son una utopía.

Quizás me tilden de pesimista, pero creo que soy más realistas que muchos que andan proclamando que se puede lograr la tan ansiada paz.

¿En qué baso mi pesimismo?

Son varios los factores, y los más relevantes son:

¿Quién gobierna actualmente a los palestinos? ¿Fatah? ¿Hamas? Son dos facciones irreconciliables, una gobierna la Franja de Gaza, la otra la Margen Occidental; una es fundamentalista islámica, la otra laica, una busca establecer bases en la Margen Occidental e instigar a la juventud a cometer atentados, la otra está ahogando financieramente a Gaza para empujar a Hamas a otra guerra con Israel, guerra que sería la final para esa organización, ya de por si debilitada.
No es ningún secreto que Abú Mazen está enfermo y ya los miembros de la dirigencia de la OLP se preparan para enfrentarse a muerte por el gobierno. Este enfrentamiento puede tener dos resultados posibles: o que asuma un dirigente pragmático que busque negociar o que Hamas aproveche esta lucha por el poder para establecerse definitivamente en el territorio de Fatah, lo que llevaría a un enfrentamiento con Israel y, tal vez, también con Jordania, que no toleraría a los fundamentalistas en su frontera.
Abú Mazen sigue proclamando sus condiciones, que el sabe que Israel nunca aceptará: Retirada a las líneas de 1967, Jerusalén Oriental y retorno de los “refugiados” (pongo comillas en la palabra refugiados porque los verdaderos refugiados, aquellos que salieron en 1948, son actualmente sólo 20 mil y no 5 millones como pretenden hacer creer palestinos).
Tampoco sirve la solución de un estado para dos pueblos, porque significaría el suicidio político y demográfico de Israel.
Ya no se puede seguir confiando en los Acuerdos de Oslo, pues a esta altura no tienen razón de ser.
¿Cómo salir de este estancamiento? En mi opinión lo más adecuado sería crear dos estados palestinos: por un lado en la Margen Oriental un estado palestino que abarque los territorios de la AP y el triángulo (Kafr Qara, Ar’ara, Baqa al-Gharbiyye, Umm al-Fahm, Qalansawe, Tayibe, Kafr Qasim, Tira, Kafr Bara y Jaljulia) federado con Jordania (aunque ya este país rechazó esta opción) y por el otro, que una fuerza internacional, integrada por Israel, EEUU, Rusia, Egipto y los países del Golfo destruya a los grupos terroristas de Gaza y la Franja se declare territorio autónomo federado con Egipto.

Sin embargo, por ahora esta solución no es viable, no al menos mientras no sepamos quién será el sucesor de Abú Mazen y mientras no caigan los grupos fundamentalistas de Gaza.

Mientras tanto seguiremos soñando con la utopía de la paz.

Fuente: Porisrael.org
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario