“Santiago Cúneo es un antisemita recalcitrante a la antigua usanza”


El juez Franco Marcelo Fiumara, titular del Tribunal en lo Criminal N° 4 del Departamento Judicial de la Matanza y consejero del Departamento de Derecho de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLAM), dialogó en exclusiva con Comunidades Plus sobre el fenómeno del antisemitismo y sus transformaciones, el movimiento BDS, el negacionismo y las polémicas declaraciones del ex conductor de Crónica TV, Santiago Cúneo.

Por Luciano Stilman

- ¿Cuál es el panorama del antisemitismo a nivel nacional?

Sabemos que en nuestro país hay algunos grupos que son antisemitas y otros que son neonazis, los cuales son judicializados y se pueden ver en actuaciones de la Policía Federal, pero no es que exista un antisemitismo a nivel social grande. Sin embargo, hay que tener cuidado con estas estructuras que utilizan la política anti israelí que es un antisemitismo disfrazado.

- ¿Y a nivel internacional?

Hablar como antisemita con las clásicas expresiones históricas es políticamente incorrecto salvo algunos grupos negacionistas como el Gobierno de Irán, Hezbollah, Hamás, pero sucede, como acá en Argentina, que existe una política anti israelí fuerte que está ideológicamente basada en algunos partidos políticos, tanto de derecha como de izquierda, donde se apoyan utilizando la causa palestina para atacar permanentemente al Estado de Israel. Hoy estamos posicionados en esta nueva vertiente.

- ¿Qué opina de las expresiones de Santiago Cúneo y la utilización de políticas locales o del conflicto de Medio Oriente para volcar sus pensamientos antisemitas?

Santiago Cúneo es un antisemita recalcitrante a la antigua usanza. Es una antisemita que también ataca al Estado de Israel, es un hombre que viene de la clásica derecha con un fuerte antisemitismo recalcitrante. Sus declaraciones fueron delictivas.

- Pero como él, hay movimientos que a través del conflicto israelo-palestino vierten estas mismas opiniones.

Sí, por el otro lado existen los grupos ideológicos que utilizan la causa palestina. Éstos están marcados por una ideología de izquierda, como algunos grupos piqueteros, Quebracho, que utilizan la pañoleta palestina. Uno de los hijos de Firmenich, Facundo, fue quien impulsó la manifestación en la puerta de la concentración de la Selección Argentina de fútbol para que se suspenda el partido que se iba a disputar en Jerusalem, previo al Mundial de Rusia. Ahora, ¿esto es casual o causal? Es causal porque todas las ideologías de estos grupos, vienen del pasado de Montoneros, ya que ese grupo subversivo argentino operó con el apoyo de lo que era antiguamente la OLP.

- ¿Cómo se trabaja entre el límite de la libertad de expresión y la ley antidiscriminatoria o la incitación a la violencia?

Es un análisis un poco complejo, lo de Santiago Cúneo, bajo mi punto de vista, jurídicamente fueron expresiones antisemitas y está amparado o tipificado en la Ley Antidiscriminatoria, y calculo que ya hubo una denuncia penal al respecto. Pero hay algunas expresiones que son de corte antisemita en el sentido de discriminación, pero que no tienen un carácter delictivo. Por ejemplo, en una de las conferencias que realicé participó la directora del Centro de Estudios Sociales de la DAIA, Marisa Braylan, y cuando dijo “yo soy judía”, la respuesta fue “no tenés cara de judía”. Ahora, ¿cuál es la cara de judía? Ahí hay una neta maniobra antisemita o xenófoba, pero que no tiene un carácter delictivo. Estos dos ejemplos son bien claros para saber si es delito o no, o si discrimina sin que llegue a ser delito.

- ¿Qué sucede con los comunicadores?

Cuando hay medios de prensa donde proliferen publicidad o dichos antisemitas acá uno no puede tener censura previa (fallo Verbitsky, de la Corte Suprema) porque se vulnera la libertad de expresión. Distinto es lo que falló la Corte Europea que dijo que en estos casos delictivos sí puede haber una censura porque si no es también promover algunas cuestiones de carácter delictivo en un medio de comunicación masivo. Ahora, como en Argentina no se puede, tiene que haber una rectificación o una réplica en el mismo medio, y después las denuncias penales correspondientes.

- ¿Cómo observa al movimiento BDS y sus diferentes manifestaciones a nivel internacional?

Hoy hay comunidades palestinas grandes y dentro de ese seno operan los miembros de BDS. Por ejemplo en Chile, ya que no toda la comunidad pertenece a este movimiento ni tiene oposición con Israel, pero generalmente aquellos que operan hacen mucho ruido y uno nota que ahí hay maniobras de este tipo. Pero lo que es grave en Chile es que también están asentados dentro de grupo de intelectuales, que son los que van a las universidades y utilizan ese lugar explicando este tipo de posturas pseudo políticas de neto corte anti israelí o antisemita. Hay que entender que dentro de Palestina misma hay muchas personas que están en contra de BDS, por ejemplo los trabajadores de Sodastream, que la acaba de comprar PepsiCo, muchos se oponían a lo que hacía BDS porque quedaban desempleados. Por eso, no podemos tomarlo como un grupo total. BDS es un movimiento que es extremadamente peligroso porque ya su líder, Omar Barghouti, llamó a que ningún palestino acepte lo que es el Estado de Israel, o sea, que de ahí ya viene una falla delictiva a nivel internacional. Por eso yo al BDS no lo tengo, como escucho a muchos dirigentes, como de neto corte académico y economicista, para mí no porque los primeros que los felicitan son los movimientos terroristas y criminales como Hamas o los Hermanos Musulmanes. Entonces, si reciben esas salutaciones y trabajan mancomunadamente en algunas causas con estos grupos, son peligrosos. Después, si seguirá creciendo o no, no lo sabemos. Pero cuentan con medios en universidades, académicos, económicos, y en determinados medios de prensa, y eso es lo que interesa para que puedan tener bastante repercusión a nivel internacional.

- Hoy estamos nuevamente ante el fenómeno de las expresiones revisionistas como el caso de Esmeralda Mitre. ¿Este fenómeno continúa como lo hemos conocido o ha tomado nuevas expresiones o vertientes?

Acá tiene un rol fundamental la educación en valores, los valores humanos, y lo que son los hechos en concreto de lo que hay. Por ejemplo, el caso de Esmeralda Mitre, que mencionaste, la ignorancia es lo que los mata. Porque que haya 6 o 3 millones, o lo que sea, es escalofriante. Entonces, qué hacen éstos que tienen un poco de prensa y la ignorancia es lo que llevan adelante: generalmente desinforman y eso empieza a generar, en algunos que llevan adelante esta política anti israelí de manera sistemática, maniobras revisionistas o negacionistas. ¿Puede llegar a crecer? Puede. Pero tanto la Corte Europea como muchos Estados están dando sentencias ejemplificadoras que es lo único que puede poner en contexto esto. Pero hay que recordar siempre: educación como prevención, justicia como contención. Cuando nosotros vemos estos dichos negacionistas o revisionistas, que generalmente vienen de la mano de determinados grupos políticos con alguna intención, hay que denunciarlos.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario