Agustin Zbar: "Hace un cuarto de siglo que a la AMIA le sigue faltando justicia"


Fue casi una paradoja. La alegría por el festejo de los 125 años de vida institucional de la AMIA implicó también el recuerdo triste, como dijo Agustín Zbar, el presidente de la asociación judía, de que "hace un cuatro de siglo nos sigue faltando justicia" tras el atentado terrorista que en 1994 se llevó la vida de 85 personas.

Con un multitudinario encuentro que congregó a todos los referentes del arco político, empresarial, diplomático y cultural de la Argentina la AMIA festejó anoche sus 125 años y lo hizo desde el dolor por los que ya no están pero también con una mirada de esperanza por todas las actividades solidarias que hoy desarrolla en la Argentina.

Más de 1.200 personas se hicieron presentes anoche en el Hotel Hilton para sumarse a los festejos de AMIA y compartir un momento de reflexión.

Zbar inició su mensaje con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del reciente atentado a una sinagoga en Pittsburgh, en donde murieron al menos 11 personas.

Inmediatamente, el presidente de la asociación judía destacó que "la AMIA tuvo en sus 125 años de vida un mandato destinado a reparar el mundo sin abandonar identidad y valores".

Al recordar a las víctimas del atentado de 1994, Zbar remarcó que "hace un cuarto de siglo nos sigue faltando justicia" en abierta referencia a una causa judicial en la que aun no se registró ni un solo responsable. Así, señaló que "el atentado de la AMIA destruyó gran parte de nuestra historia".

También Zbar remarcó que la AMIA realizó este año una gran campaña de concientización en el mundo que incluyó llevar el mensaje de reclamo de justicia a foros internacionales y poner ante la Organización de Estados Americanos (OEA) ese pedido incesante por llegar a la verdad. De hecho, en la conmemoración del atentado el 18 de julio pasado se hizo presente en el acto de la calle Pasteur el titular de la OEA Luis Almagro.

Para mantener la memoria activa, Zbar anunció que el año que viene se inaugurarán una plaza de la memoria en la ciudad de Buenos Aires, tres corredores de la memoria en diferentes lugares la ciudad y nuevas acciones internacionales de concientización en embajadas y consulados argentinos en el exterior.

"Somos una comunidad que ante el dolor redoblamos la defensa de la vida", dijo el presidente de la AMIA para enumerar algunas de las 150 acciones que se llevan adelante en 60 localidades de argentina en materia de arte, cultura, educación y apoyo solidario.

"AMIA son ustedes que están aquí y son todos los que nos apoyan", finalizó Zbar tras un fuerte aplauso. Así, se dejó en claro que el objetivo de AMIA es "reparar juntos el mundo cada día".

Antes de que hablara el titular de la asociación judía, la vicepresidenta Gabriela Michetti emitió un discurso en el que resaltó que "todos los argentinos somos parte de AMIA porque encierra valores que hay que reafirmar. Valores que tienen que ver con la solidaridad. La idea de reparar y sanar".

Así, la vicepresidenta alegó que "en la Argentina también hay que reparar y sanar". Michetti también subrayó que "el atentado forma parte de la historia de Argentina y todos los argentinos sentimos ese dolor trágico del atentado".

Por todo ello, instó a que "no hay que olvidar nunca y ayudar para que esto no ocurra más por lo que necesitamos trabajar por esta paz en nuestro país y en el mundo".

En tanto, fue invitado también como orador del encuentro el presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, quien remarcó que "la AMIA es un conjunto de tradición, solidaridad e institucionalidad". En este sentido, el magistrado planteó que "ninguna asociación sobrevive 125 años sin institucionalidad por lo que hoy Argentina debe estar orgullosa de esta celebración de la AMIA".

A la vez, el titular de la Corte Suprema destacó que en el festejo de la AMIA se celebró "el valor del pueblo judío y el amor a la libertad, el respeto a la igualdad de todos".

En tanto, el empresario Adrián Werthein destacó que la AMIA no sólo se ocupa de buscar justicia ante el atentado terrorista sufrido sino también que se ocupa por asistir a los familiares de las víctimas y a los sobreviviente. El empresario también recordó ante el público presente el reciente atentado de Pittsburgh y destacó: "En cada uno de estos atentados que quedan impunes también asesinan nuestra libertad y nuestro pedacito de esperanza que los argentinos y ciudadanos del mundo, hombres de buena fe judíos y no judíos, deseamos vivir en libertad".

Durante un encuentro amenizado con imágenes de todas las actividades que hace la AMIA y la música de Kevin Johansen, los invitados brindaron con la mirada puesta en el futuro pero también en el recuerdo del pasado y en el reclamo de justicia.

El Gobierno estuvo representado no solo por Michetti sino también por el ministro de Justicia Germán Garavano, el canciller Jorge Faurie, el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, el secretario de Culto Alfredo Abriani y el Sherpa del G20 Pedro Villagra.

A su vez, estaban cientos de referentes de la política el ámbito judicial y el mundo empresarial. Estuvieron los radicales Mario Negri, Ángel Rozas y Facundo Suárez Lastra; el juez Mariano Borinsky; el titular de la UIF, Mariano Federici; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta;  el secretario General bonaerense Fabián Perechodnik; el presidente de la Rural, Daniel Pelegrina; los embajadores de Estados Unidos Edward Prado y de Israel, Ilan Sztulman, entre otros.

Fuente: Infobae
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario