Cómo salir de la trampa palestina


Si bien el gobierno conserva el estado de cosas existente, lo que lleva a una erosión continua de la seguridad y a un potencial de escalada, como lo demuestran los eventos recientes, el INSS describe un plan sofisticado de 6 pasos que hace uso de nuestra fortaleza hoy para asegurar el futuro del Hogar Nacional Judío y asegurar un mañana mejor.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

El lanzamiento del cohete del miércoles por la mañana desde Gaza a Israel y el ataque de represalia de Israel en la Franja, dejó en claro que una escalada militar seria está más cerca que la regularización. Los ataques asesinos tienen lugar en Cisjordania, y los profesionales advierten también de una escalada allí. El establecimiento de seguridad está comprometido a proporcionar la mejor respuesta a los desafíos de seguridad, pero el escalón político está obligado a desafiarse a sí mismo y examinar formas de establecer una política a largo plazo con los palestinos.

Resulta, una vez más, que la forma en que tanto la izquierda como la derecha se relacionan con el conflicto israelí-palestino no se corresponde con la realidad. Israel debe formular un camino por sí mismo que conduzca a una separación de los palestinos.

La realidad en la que vivimos demuestra que el Gran Israel (Eretz Israel HaShlema) no se puede preservar, es imposible alcanzar un acuerdo de paz “completo” y no se puede lograr una segunda retirada.

Sin embargo, el gobierno israelí adopta una política que preserva el estado de cosas existente, lo que lleva a una continua erosión de la seguridad y un potencial de escalada, como podemos ver claramente ahora. En el futuro, no podrá preservar la visión de un estado democrático judío justo y seguro.

¿Qué debemos hacer? Nos salimos de esta rutina y adoptamos una nueva estrategia nacional que garantizará la existencia de un estado democrático con una sólida mayoría judía y dejará de engañarnos con un socio palestino.

Salimos de esta trampa a través de una política que no ofrece dos estados ahora, pero evita la formación de un solo estado mañana.

Necesitamos crear una nueva realidad en Cisjordania que no repita errores pasados ​​como la retirada, no incluye un regreso a las fronteras de la Línea Verde, no destruye a nuestra nación al evacuar asentamientos, no causa una crisis humanitaria en Gaza , pero marca la futura frontera de Israel, y principalmente mantiene el control sobre la seguridad en nuestras manos.

Un estudio exhaustivo realizado por el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS) durante los últimos dos años ha llevado a la formulación de un plan político realista y creativo que llevará a cabo todos estos objetivos.

En el núcleo del estudio se encuentra la definición del objetivo nacional: garantizar la existencia de Israel como un estado democrático judío seguro y justo.

Para lograr este objetivo, debemos poner fin de manera inmediata y decisiva a este movimiento hacia una realidad de un estado, que no será sionista, sin poner en peligro nuestra seguridad.

Los siguientes son los seis pasos principales que se describen en el plan:

Primero, Israel reafirmará su voluntad de firmar un acuerdo de paz integral si los palestinos reconocen el derecho del pueblo judío a un estado y, cuando lo hagan, acuerdan terminar el conflicto sin el derecho de retorno. y acepta las exigencias de seguridad de Israel.

Segundo, el área de Cisjordania se redistribuirá creando un territorio palestino contiguo (que cubrirá el 65% del área) y tres áreas israelíes: el área de bloques programada para convertirse en parte del territorio de Israel en tiempos de paz, un área de seguridad en el el valle del Jordán, y un área que envuelve los asentamientos aislados.

Tercero, la construcción de asentamientos al este de la cerca de seguridad cesará, mientras que la construcción de asentamientos al oeste de la cerca continuará.

Cuarto, la plena libertad de acción militar y de inteligencia de las FDI se mantendrá en toda Cisjordania.

Quinto, el trabajo de construcción en la valla de seguridad se completará para ayudar a proteger a Israel y sus grandes bloques de asentamientos del terror palestino.

Sexto, se lanzará un plan económico integral y ambicioso para el desarrollo de los territorios palestinos con fondos internacionales y árabes.

Los israelíes somos tan innovadores, sofisticados y creativos, pero desde un punto de vista político: durante las últimas décadas no hemos sido innovadores, sofisticados o creativos. Israel es más fuerte que nunca. Varias amenazas del pasado han sido debilitadas o puestas en espera. Pero es precisamente por esta razón que no debemos quedarnos sin hacer nada. Debemos usar nuestra fuerza hoy para asegurarnos mañana, para tomar nuestro destino en nuestras propias manos y asegurar el futuro del Hogar Nacional Judío.



Este artículo fue escrito por Maj. Gen. (Res.) Amos Yadlin, Director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS)

Fuente: Ynet / PorIsrael.org

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5373585,00.html
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario