'Hablamos de un personaje siniestro y avalado por la familia'


El vicepresidente 3ero de DAIA y representante legal de la misma, Alejandro Briodman, llegó esta mañana a Concordia para brindar una conferencia de prensa acerca de la situación legal del joven de 18 años, conocido como el alumno “nazi” de Bachillerato Humanista Moderno, que fuera denunciado penalmente por las autoridades del colegio y sus compañeros por sus fuertes declaraciones y manifestaciones discriminativas hacia la religión judía en especial, pero también racial y al género femenino. “No son sólo publicaciones en redes sociales sino que hay además actitudes de hostigamiento continuo, tanto del niño como de su madre”, afirmó el letrado. “Me consta que este chico sigue con sus agresiones y afirmaciones raciales y que tanto las autoridades denunciantes del colegio, como sus compañeros y la comunidad judía de Concordia, se sienten atemorizados ante lo que yo voy a adjetivar como un personaje siniestro”, afirmó en diálogo con DIARIOJUNIO.

El joven implicado es recientemente mayor de edad por lo que puede enfrentar una instancia judicial penal, y de hecho, hacia allí apunta el apoderado legal de DAIA. “Nosotros vamos por la sanción penal sin ningún lugar a dudas”, adelantó Broitman. “Vamos a perseguir penalmente esta situación hasta se haga justicia de la manera que corresponde, porque a pesar de todo lo que se le ha hablado y tratado de enseñar e inculcar desde el respeto y la tolerancia, él continúa con su actitud de enfrentamiento y desafío hacia sus pares”, explicó el vicepresidente al tiempo que calificó de “negligencia absoluta” el hecho de que el supervisor escolar volviera a aceptarlo como alumno cuando ya sabían de esta problemática. “Este chico no solo pone el riesgo de un daño psicológico, sino también físico ante su entorno”, justificó. “Ya está en su historial el embate y humillación al que expuso a una compañera suya con sus declaraciones antisemitas y xenófobas”, remarcó.

“Hay una protección y un aval desde la familia o por lo menos de la madre”, afirmó Broitman. “Y esa es una preocupación más grande aún que no se entiende”, consideró y explicó que su presencia en Concordia se debe justamente a que se trata de una situación legal y social. “Todos tenemos que actuar con base legal y de justicia ante este tipo de cultores del odio”, sugirió. “Quien tomó intervención en el caso es el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay que son quienes tienen competencia en la región”, afirmó. “Nosotros actuamos socialmente, judicialmente y jurídicamente porque también medimos el riesgo que están sufriendo sus compañeros del colegio, los directivos y la comunidad judía de Concordia”, concluyó. 

“Preservara la pureza de la raza aria”

El hecho salió a luz a fines de septiembre cuando sus propios compañeros de clases lo denunciaron ante las autoridades por sus declaraciones, publicaciones y manifestaciones discriminatorias. De hecho, trascendió en ese contexto un mensaje de texto que el implicado le hizo a una compañera suya en el que le sugería que “preservara la pureza de la raza aria” y le pedía que “no desperdicie su herencia más preciada” ya que “hay personas muy malas que siempre quisieron exterminar a los alemanes”. Si bien el tema ya venía siendo tratado puertas adentro del colegio, una serie de fotos con el joven posando con cruces y estandartes nazis hizo que el tema trascendiera a nivel nacional. “Le hemos pedido que borre las publicaciones y tuvimos una reunión con sus padres y una abogada que puso la familia”, afirmó la rectora de la entidad, Paula Molteni. “Sus padres se han mostrado reticentes a lo que nosotros le marcábamos y nunca lo han considerado de gravedad, sino como algo del pensamiento privado”.

Fuente: Diario Junio
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario