"La Loca del Mossad". Por Sergio Bacari


Así apodaban a la primera dama que se transformo en agente del Mossad. El apodo se lo gano con los años por la forma que arriesgaba su vida cada vez que salia a una misión.

Se trataba de una dama judía religiosa nacida en Palestina que de joven ya había sido enviada a Argentina para hacerse cargo del recién arrestado Ricardo Klemente, más conocido como Adolf Eichmann.

Iehudit Nesiahu fue quien vivió junto al asesino nazi los 10 días que estuvo secuestrado. Aquella joven era quien lo alimentaba y se preocupaba por su vestimenta.

Al saber sobre la Segunda Guerra Mundial y por haber perdido gran parte de su familia en el Holocausto, para ella se trataba de algo mas que una misión, estaba cerrando un circulo.
Shmuel Toledano, le había encargado a "La Loca" la misión de perseguir criminales Nazis por el mundo y ella tomo la misión con las dos manos y la llevo a cabo de la mejor manera posible. Pero no solo a eso dedico su servicio.

Ayer vi una película llamada "Nefesh Iehudit" (Se parece a una estrofa del himno y significa "El Alma de Iehudit") sobre su vida y me quede maravillado. Ella trabajo mas de 20 años al servicio del Mossad y participo en decenas de misiones complicadas y peligrosas. Junto con eso, logró formar una hermosa familia.

De toda esta historia me llamó muchísimo la atención dos cosas: que en esos tiempos habían agentes del Mossad religiosos y que incluso uno de ellos llego a ser su director, me refiero a Efraim Halevi.
Lo segundo fue que ambos tenían un Rabino que les aconsejaba y les daba autorización rabínica aj comportarse en un mundo no judío en cada misión que salían a cumplir al exterior.

Entre otra de las misiones de Iehudit Nesiahu, ella fue enviada a participar del rescate de los judíos de Marruecos. Allí era conocida por todos los judíos como Tata Juliette (Tia Julieta). Ellos la invitaban a sus casas a pasar Shabbat o durante las fiestas judías pero cada vez que la veían por la calle o en lugares públicos estaba prohibido saludarla, era un secreto que todo niño judío de Casablanca sabía y respetaba.

Antes de morir ella dijo: "Pertenezco a una generación que entendía la auto realización diferente a lo que se entiende en estos días. No se trataba de hacer realidad mis propios sueños sino los de mi pueblo y los de mi nueva nación".

Por Sergio Bacari
Fuente: Facebook
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario