Documentalistas en el 15º Festival Internacional de Cine Judío en la Argentina


La empresa Getzels Gordon Productions (G2), de Harriet Gordon Getzels y Peter Getzels han filmado una gran cantidad de documentales, muchos de ellos premiados, entre los que se cuenta “Zuzana- La Música es Vida”, la película que inició el 15º Festival Internacional de Cines Judío en la Argentina, que dirige Luis Gutman. Ambos se graduaron como directores de cine en Gran Bretaña en la Universidad National Films and Televisión, y, además, Peter tiene un Phd en antropología en la Universidad London School of Economics.

“Zuzana- La Música es Vida” es un film de 83 minutos que narra la la apasionante historia de Zuzana Ruzickova, quien habiendo sobrevivido a tres campos de concentración llegó a convertirse, durante el régimen comunista en Checoslovaquia, en la más famosa intérprete mundial del clavicordio, sobre todo de la obra de Johann Bach, y la primera en haber grabado sus famosas Variaciones Goldberg. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial regresa a su país natal para concretar su gran sueño: hacer una carrera en la música. Cómo logró dicho objetivo en un régimen con marcados aspectos antisemitas es la médula y, a la vez, el impulso vital para sus extraordinarios logros, entre ellos el haber ayudado a crearle a Praga la reputación internacional que hoy ostenta como una de las ciudades musicales más importantes del mundo. Filmada en el 2015, fue estrenada en Praga, pocos días después del fallecimiento de Zuzana Ruzickova, 27 de septiembre de 2017, parecería que esta obra cinematográfica difiere sustancialmente con la temática del resto de sus producciones que de acuerdo a lo informado en la web han sido documentales “impulsados por ideas complejas e historias irresistibles, particularmente en temas relacionados con la antropología, la ciencia, la religión y la aventura”.

Al estar en Buenos Aires, Harriet Gordon Getzels y Peter Getzels acompañando las exhibiciones de Zuzana, aprovechamos para hacerles algunas preguntas relacionadas con su labor cinematográfica en general y Zuzana en particular.

Tanto Peter como Harriet argumentan que la “curiosidad del arte de contar historias” es fundamental en sus vidas. Tanto es así que él señala que, originalmente, comenzaron realizando películas escenográficas para aplicar lo que habían estudiado, pero que con el tiempo se dieron cuenta que el contar buenas historias iba a generar un entusiasmo en el espectador. Nos dijeron que su interés por el judaísmo no es nuevo ya que filmaron para la BBC acerca de la vida del Rabino Shmuley Boteach (Todos los Hombres- Moises de Oxford - 1995): “El rabino es una persona muy cercana a nosotros y, a la vez, muy controvertida”, señalaron los directores.

El documental exhibe algunas historias inconclusas: una de ellas, la de la madre de la protagonista. Los directores señalaron que es muy difícil incluir todo, pero ellos se enfocaron más “en las cuestiones políticas”: cómo era la vida de los artistas de fama internacional opositores al régimen comunista debido a lo cual la película muestra que Zuzana no se radicó en Occidente pues su esposo y otros familiares podían ser castigados si lo hacía, además, el régimen le retiraba gran parte de las divisas internacionales que le pagaban fuera de Checoslovaquia.

Toda la entrevista con Zuzana, nos dijeron los directores, duró cuatro días y será volcada en un libro autobiográfico que se llamará “100 milagros”, frase que la artista menciona en varios momentos del film. Una de las historias contadas en ese libro, no mencionada en el documental, es la del padre, que vivió en Chicago, Estados Unidos, aprendiendo sobre el negocio de las grandes cadenas de supermercados. Cuando llegó a Checoslovaquia se casa con la madre de Zuzana, y se involucra en el Movimiento Sokol, una organización patriótica socio-cultural demócrata: “El papá de Zuzane tenía fe en esta organización, pero su esposa no estaba de acuerdo en quedarse en Checoslovaquia, pero ellos finalmente se quedan. Cuando toda la familia fue enviada al campo de concentración de Terezín el padre de Zuzana se lamentaba mucho porque no tenían salida”, enfatiza Harriet en la charla y agregó: “Esto fue una influencia muy fuerte para Zuzana que, finalmente, se queda en Checoslovaquia porque deseaba un futuro mejor, pero no fue tan así”.

Peter Getzels comentó las sensaciones que causó el film en los espectadores: “Encontraron la película poderosa y conmovedora, porque Zuzana, al igual que su esposo, músicos famosos no eran conocidos sus pasados. Muchos jóvenes estaban conmocionados por la historia checa que descubrieron al ver el documental”.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario