El canciller de Austria condena las declaraciones de Rouhani que llamó “tumor canceroso” a Israel

El canciller austríaco, Sebastian Kurz, condenó al presidente iraní Hassan Rouhaní, por su discurso en el que calificó a Israel de “tumor canceroso” y llamó a los países musulmanes del mundo a unirse para destruirlo.


““Condeno enérgicamente las declaraciones inaceptables del presidente Rouhani con respecto a Israel. Cuestionar el derecho de Israel a existir y pedir su destrucción es absolutamente inaceptable”, escribió Kurz en un mensaje de Twitter.

El canciller agregó que Austria tiene la responsabilidad histórica de combatir el antisemitismo y apoyar a Israel. “La seguridad de Israel no es negociable para Austria”, subrayó.

Esta no es la primera vez que Kurz se manifiesta en contra de los llamamientos en Irán para destruir a Israel. En julio, durante una reunión en Viena con Rouhani, Kurz dijo que pedir la destrucción de Israel es “absolutamente inaceptable”.

“Las preocupaciones de Israel deben tomarse en serio. Austria está incondicionalmente comprometida con la seguridad de Israel y sus ciudadanos”, subrayó.

El canciller recientemente destacó en una entrevista ofrecida a la televisión israelí que “la seguridad de Israel no es negociable para nosotros, eso es absolutamente claro. Israel siempre tendrá el respaldo total de Austria”.

Los líderes iraníes piden continuamente la destrucción de Israel; sin embargo, algunos siguen promocionando a Rouhani, como un presidente “moderado”.

El presidente iraní en el pasado llamó a Israel “ilegítimo” y lamentó que la crisis en Siria está dificultando que Irán no se pueda focalizar en dañar a Israel.

Poco después de ser elegido en 2013, Rouhani llamó a Israel una “herida antigua” que “debería ser eliminada”. Los medios de comunicación iraníes afirmaron posteriormente que las declaraciones de Rouhani estaban distorsionadas.

El sábado, Rouhani, declaró que Israel es un “tumor canceroso” establecido por los países occidentales para promover sus intereses en la región.

El discurso fue pronunciado en una conferencia de la Unidad Islámica en la que dijo que “uno de los trágicos resultados de la Segunda Guerra Mundial fue la formación de un tumor canceroso en la región”.

En respuesta, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, publicó en su cuenta de Twitter un comunicado en el que declaraba que “Israel sabe muy bien cómo defenderse del régimen iraní asesino”. Además señaló que las declaraciones de Rouhani “que llama a la destrucción de Israel, prueba nuevamente por qué las naciones del mundo deben unirse a las sanciones contra el régimen terrorista de Irán que los amenaza”.

Si bien de forma constante oficiales del gobierno iraní se expresan de esta forma sobre Israel, su presidente Rouhani pocas veces realiza declaraciones tan explícitas y busca mostrarse al mundo como un líder más moderado. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, dijo por ejemplo el 3 de febrero de 2012, que Israel era “un tumor canceroso que se debe remover”. También el ex presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, dijo que el Estado judío es “un tumor canceroso del que hay que extirpar hasta la última célula”.

El régimen iraní apoya a organizaciones terroristas que amenazan a diario la seguridad de Israel, como Hamás y Hezbollah. Un informe el mes pasado por el Departamento de Estado de EEUU, señala que en los últimos seis años Irán ha gastado 16 mil millones de dólares para desestabilizar el Medio Oriente y, entre otras cosas, amenazar la existencia de Israel.

El pasado 5 de noviembre, bajo instrucción del presidente estadounidense, Donald Trump, el gobierno norteamericano impuso nuevas sanciones a Irán.

Fuente: Aurora
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario