Shraga Wilk, representante de la OSM para Latinoamerica “ DEBEMOS LLEGAR A LOS JOVENES JUDIOS USANDO SUS CODIGOS “

Shraga Wilk es un israelí nacido en México. Su celular no deja de sonar porque volvería a ser abuelo en cualquier momento ( de hecho lo fue en Shabat ). Casado, 3 hijos y 4 nietos, vive en un moshav en Israel desde hace 75 años.
Conoce Argentina. De 1990 a 1993 fue representante del movimiento juvenil Bnei Akiva y docente  en la escuela Talpiot.
Ahora llegó a la Argentina representando a la Organización Sionista Mundial para América Latina.

¿Sigue teniendo vigencia el sionismo ?

Sigue siendo relevante en Israel y la diáspora pero el énfasis es diferente a otras épocas donde lo primordial era la aliá. Hoy hay que educar para fortalecer los lazos entre Israel y la Diáspora. El sionismo construyó a Israel. Hoy el sionismo debe ayudar a crecer a Israel como si fuera un edificio de varios pisos.

¿Qué planes tiene para su tarea ?

Lo principal es trabajar en distintas tareas educativas formales como informales y establecer vínculos con entidades y comunidades de todo lineamiento.
La idea es promover la aliá y el conocimiento de la compleja pero apasionante realidad israelí. Trabajaremos en Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay.

¿Cuáles son las cifras de la aliá?

Los judíos llegan de diversos lugares y siempre en respuesta a situaciones puntuales de un mundo complicado. De Francia, por antisemitismo; de Ucrania, por la guerra asimétrica con Rusia.  De Argentina llegan unas 300 familias por año e imagino que la crisis tiene que ver.

¿Cómo atraer a los más jóvenes al sionismo y el judaísmo ?

Hay que adaptarse a sus códigos y  formas. Los movimientos juveniles sionistas no pasan un buen momento y eso es por muchas cosas. Tenemos que trabajar con los clubes, sinagogas, escuelas y promover el estudio mayor del hebreo, charlas, rikudim, fiestas, reuniones.

¿Cómo vivió el ataque a la sinagoga en Pittsburg ?

Yo estaba en Israel. Allí tenemos muchas discusiones sobre identidad judía, corrientes religiosas no ortodoxas, la presencia de las mujeres en los lugares sagrados, servicio militar de jóvenes ultraortodoxos pero a veces perdemos la perspectiva de lo que pasa en la diáspora. Los antisemitas tienen más claro que nosotros quien es judío y no hay distingos en sus odios.

La ley Israel nación- estado generó mucha polémica en Israel…

Asi funcionan las democracias. No tememos discutir pero no se que utilidad tiene resaltar lo obvio.  Cuando hay compulsión, aparecen las resistencias. No se legisla sobre lo que ya dice la declaración de la Independencia. Se educa, se discute, se transmiten valores pero no se imponen.

¿ Cómo ve la comunidad judeo-argentina ?

Una comunidad que presenta muchos desafíos. Yo no los veo como problemas sino como oportunidades.



Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario