¿Antisemitismo institucional en Valencia?


El alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, le negó el permiso a la organización Jabad Lubavitch para celebrar el encendido público de la janukiá, tradición que lleva repitiéndose una década. Justificó la decisión por motivos de seguridad.

Pero eso no es todo, hace cuatro meses, a pesar de estar fuera de sus competencias, el Ayuntamiento aprobó una infame resolución en apoyo y adhesión a la campaña "Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI)" en la que no se mencionaba a Hamás.

Pese a que se justificaba este boicot “en favor del pueblo palestino”, negar a los judíos de la ciudad festejar públicamente Januka ha quedado claro que se manejan a pedido del BDS.

Ya en 2015 el norteamericano Matisyahu, debido a su origen judío, fue objetivo del boicot antisemita del BDS en el festival Rototom de Benicasssim, en Valencia, coaccionando a los organizadores del evento para prohibirle actuar.

En ese mismo año, el BDS también boicoteó a la cantante judía israelí Noa, esta vez en La Rioja. Noa es conocida internacionalmente por su incansable lucha por la paz y el establecimiento de un Estado palestino junto al Estado judío. Todo lo contrario a lo que propone el BDS.

El Ayuntamiento ha sucumbido al antisemitismo del BDS, organización que pide la desaparición del Estado judío, y su alcalde Joan Ribó ha convertido al consistorio en la primera ciudad española en negar a sus ciudadanos judíos celebrar una festividad judía en público.

Por David Yaco
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario