CUJA: un 2018 haciendo la diferencia. Por Paul Rozenberg


Nota escrita por Por Paul Rozenberg – Director de CUJA y representante de Keren Hayesod

En 1948 nació Israel y hoy, apenas 70 años después, el esfuerzo invertido nos devuelve un Estado fuerte, reconocido a nivel internacional como un referente en tecnología, seguridad, salud y educación. Nuestro hogar.

Haciendo un balance, el 2018 se presentó como un año de celebraciones, de regocijo por todos los logros alcanzados: la conformación de un Estado judío democrático, que a lo largo de toda su historia pudo hacerle frente a muchas adversidades. Que abrió sus puertas a los judíos del mundo para formar sus hogares allí, una tierra fértil para el trabajo cultural, científico e intelectual de alto impacto.

Para celebrar estos primeros 70 años, CUJA pudo organizar tres Misiones y viajar junto a más de 110 personas. Como resultado de un importante trabajo realizado, inauguramos el refugio Alan Barenbaum Z”L, un aula para Net@ en la ciudad de Beer Sheva y logramos el apoyo económico para muchos jaialim bodedim que no tienen a sus familias cerca. Colaborar con ellos fue uno de nuestros grandes objetivos en este año, y lo alcanzamos gracias al apoyo de contribuyentes de todo el país. La colaboración y el enorme compromiso de la comunidad Argentina también fue crucial para acompañar a las cientos de familias atacadas por cohetes y barriletes incendiarios, y poner a los niños al resguardo ante situaciones de riesgo.

Mientras tanto, en Argentina, llevamos adelante con el grupo de jóvenes voluntarios Dor Hemshej la campaña “Aula iL70”, que será inaugurada en 2019 en el Ulpan Etzion, en Jerusalem. Con este proyecto buscamos que aquellos jóvenes que hacen aliá, puedan formarse en un ámbito de excelencia, con la más alta tecnología y acompañamiento, para que su inserción en su nuevo hogar sea exitosa.

Como siempre, seguimos trabajando para fortalecer a la comunidad local en Argentina, para que más chicos puedan recibir educación judía. Este año, el programa de becas “Todos al Shule”, destinado a evitar la deserción escolar comunitaria, multiplicó su apuesta e incorporó la propuesta “Aulas Inteligentes”. En 2018 siete escuelas fueron elegidas para recibir equipamiento y nuevas tecnologías para la educación y en 2019 otras instituciones serán las beneficiarias del programa. La inversión total de CUJA, entre becas y Aulas inteligentes, logró superar los U$D300.000.

Como todo balance, también nos apropiamos de los desafíos que tenemos por delante: construir un Israel cada vez más fuerte, democrático e igualitario, acercar Israel a los judíos de todo el país, formar líderes comunitarios y fortalecer la educación judía en Argentina.

Apoyar a CUJA es apoyar a Israel. Juntos hacemos la diferencia.

¡Muchas gracias y feliz 2019!
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario