La historia de un rifle iraní - Segunda Parte. Haciendo negocios. Por Flavio Goldvaser


“Tu sabes porque hago este trabajo? Quiero decir hay puestos más prestigiosos. Controlar arsenales nucleares, uno puede pensar que es mas critico para la seguridad mundial. Pero no es así. No. Nueve de cada diez víctimas hoy día, son asesinadas por rifles de asalto y pequeñas armas. Como las tuyas. “–Agente Valentine, Film El Señor de la Guerra. 2005.

Debemos decir y a efectos de continuar con el artículo publicado anteriormente del cual este es una segunda parte. Que el programa militar iraní es uno de los más grandes del mundo en lo que su valor en dólares representa. Y el mismo es el centro de su estrategia política para el desarrollo de sus planes de conquista y exportación de la revolución shiita islámica a la región y al mundo. Debemos decir a su vez que a pesar de las sanciones político-económicas impuestas estos programas se han desarrollado y expandido. Principalmente a través de la clonación de armas desarrolladas por otros países occidentales. Estos esfuerzos en burlar los bloqueos le han reportado grandes ingresos y posibilidad de desarrollo tecnológico a la Republica Islámica.

Como describimos anteriormente el AM-50 Sayyad es un rifle de francotirador iraní de alta potencia. El mismo viene acompañado de una mira óptica de última generación y diseño avanzado denominada RU60G. Que permite ver al francotirador en todos climas y condiciones meteorológicas y detectar blancos dentro de ambientes camuflados o en movimiento. Y es considerada una de las joyas de la tecnología persa. Cuyo valor alcanza los 5000U$S por cada unidad. La que podemos ver hoy en diversos teatros de operaciones del Medio Oriente. Y

tanto en manos de varias milicias pro-shiitas que combaten en Siria, como así del Hezbollah, de unidades del Ejército Sirio, o de los rebeldes Houtis en el Yemen. Y hasta en manos de los combatientes islámicos anti-gubernamentales de Siria producto de la apropiación de stocks militares durante las varias etapas de la guerra civil.

Fabricada por la empresa Rayan Roshd Afzar, cuyo presidente es Mohsen Parsajam su C.E.O. Seyyed Reza Ghasemi y su representante de ventas es Farshad Hakemzadeh. Realizaron durante el año 2013 varios viajes a Beijing, China donde abrieron una filial con el nombre de Beijing Technology Developing Company Globally Ltd., para poder comercializar y desarrollar productos militares. Donde según el Departamento del Tesoro ya en el año 2014 lograron entablar una sociedad en conjunto. Con la empresaria china Emily Liu dueña de la empresa Sanhe Haobang Optoelectronic Equipment Co para poder producir y vender el RU60 como manufactura China. Producto que fue lanzado al mercado a mediados del año 2015.Y así por intermedio de esta asociación con esta empresaria china crear otras empresas en suelo chino para procurar la compra de armamentos prohibidos por los embargos a la Republica Islámica de Irán., Y así crearon tres empresas: Abascience Tech Co. Ltd., Raybeam Optronics Co. Ltd., Raytronic Corporation Limited, y Sunway Tech Co., Ltd... Que se contactaron en diversas oportunidades con empresas americanas y canadienses para importar productos militares ópticos, radares, electrónica naval, sistemas de control, simuladores de vuelo, tecnología para la guía de misiles y equipamiento electrónico de prueba.

Operaciones que fueron denunciadas por las empresas contactadas a la Oficina de Control de Propiedades Extranjeras del Departamento del Tesoro Americano (OFAC). Y es debido a esto y luego de una investigación del origen y relaciones de estas empresas chinas. Que el 18-07-2017, el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin designa a estas empresas y a sus representantes. Como colaboradoras en actividades que apoyan a la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC) y al complejo militar iraní. Y por brindar apoyo a organizaciones criminales iraníes internacionales para procurar equipamiento óptico militar, financiamiento, apoyo material de bienes y servicios en beneficio de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC). Y las enmarco dentro de la Orden Ejecutiva 13382 que combate la proliferación de armas de destrucción masiva.

Si bien la proliferación militar iraní es difícil de controlar y más aun sus cadenas de distribución este es un claro ejemplo de cómo el régimen islámico intenta romper con el bloqueo impuesto y nos debe poner alerta sobre la inventiva y perseverancia irania para la adquisición de tecnologías militares. Debemos agradecer al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, al OFAC y a su Secretario Steven T. Mnuchin por hacer pública esta información. A su vez al periodista del Periódico The DailyBeast Adam Rawnsley por su investigación.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario