Oposición Siria Insta A Los Estados Árabes A No Reparar Los Lazos Diplomáticos Con Assad


El jefe de la oposición siria instó el domingo a los líderes árabes a no reconstruir las relaciones con el Gobierno del presidente Bashar Assad, expresando su frustración en medio de los esfuerzos aparentes para llevar al régimen de Damasco de vuelta al redil árabe.

Después de años de lazos distantes, los Emiratos Árabes Unidos reabrieron el mes pasado su embajada en la capital siria, y Bahrein, otro de los Estados del Golfo, siguió su ejemplo.

“Estamos sorprendidos de que nuestros hermanos están teniendo y construyendo relaciones con este régimen”, dijo a los reporteros el líder opositor Nasr al-Hariri en Riyadh, donde vive en el exilio.

“Esperamos que nuestros hermanos, los líderes de las naciones árabes, no abandonen al pueblo sirio”, agregó, instándolos a reconsiderar sus decisiones.

Casi ocho años después de la devastadora guerra de Siria, los opositores al régimen de Assad observan consternados mientras su Gobierno parece listo para asegurar su regreso en casa y en el extranjero.

Con el respaldo de Rusia e Irán, el Gobierno ha expulsado a rebeldes y jihadistas de gran parte de Siria, y ahora controla casi dos tercios del país.

La Liga Árabe suspendió la membresía de Siria en noviembre de 2011, a medida que aumentaba el número de muertos y varias potencias regionales apostaban por la desaparición del régimen de Assad.

La mayoría de los Estados del Golfo cerraron sus embajadas en 2012.

Pero varios Estados árabes están tratando de restablecer los lazos con Assad después de que sus fuerzas lograron avances decisivos en la guerra, en un intento por expandir su influencia en el país devastado por la guerra.

Justo unos días antes de que los Emiratos Árabes Unidos reabrieran su embajada, el presidente de Sudán realizó la primera visita de un líder árabe a Damasco desde el inicio del conflicto.

Los esfuerzos para hacer que el régimen de Assad vuelva del frío es probable que se intensifiquen antes de la próxima cumbre de la Liga Árabe que se celebrará en Túnez en marzo.

Encendida por la brutal represión de las protestas contra Assad en 2011, el conflicto ha matado a más de 360.000 personas y ha desplazado a millones.

Pero la lucha no ha logrado derrocar a Assad, los esfuerzos diplomáticos interminables no han podido alcanzar una transición pacífica y el régimen parece ahora más fuerte que nunca.

Fuente: The Times of Israel / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario