Tres desarrollos positivos para Israel

Jerusalén puede dar un suspiro de alivio momentáneo ya que ciertos eventos en Siria y Gaza parecen estar funcionando a su favor; pero ellos saben que no deben dar por sentada tal situación.


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

En el Medio Oriente, todo puede cambiar de un minuto a otro, y eso es exactamente lo que le sucedió a Israel esta semana. Comenzó con una escalada violenta en la arena siria, continuó con una escalada violenta en la arena de Gaza y la tensión en ambas áreas que duró hasta el viernes. Pero para el viernes por la noche las cosas estaban mejorando. Tres acontecimientos en los últimos días, tanto en el frente sirio como en el de Gaza, han mejorado significativamente la situación de seguridad desde la perspectiva israelí.

La primera mejora ocurrió el viernes, cuando el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Rybakov, fue a la CNN y anunció que Rusia no es exactamente un aliado de los iraníes y que la seguridad de Israel también debe tenerse en cuenta. Dicha declaración del viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia puede considerarse como un punto de inflexión diplomático, en el que Moscú corrige el rumbo después de unos meses de tormenta. Porque fue justo el martes que una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que los ataques “arbitrarios” de Israel contra Siria deberían cesar. Tres días después, el mismo Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú, aunque a través de un rango más alto que el de la portavoz, está cantando desde una nueva hoja de himnos.

Esta información se debe al hecho  que, por curioso que parezca, Rusia necesita a Israel más de lo que necesita a Irán. Los rusos se han dado cuenta recientemente  que Israel está dispuesto a ir al choque para frustrar la consolidación iraní en Siria, el plan para mejorar los misiles de precisión de Hezbolá en el Líbano y las fuerzas iraníes en Siria. La decisión israelí de poner fin a su velo de ambigüedad sobre los ataques de Siria definitivamente contribuyó a esta realización.

Los rusos aparentemente han llegado a la conclusión  que los iraníes están arrastrando a Israel a los ataques en Siria, lo que podría obstaculizar a Rusia en el cumplimiento de su objetivo estratégico de estabilizar el régimen de Bashar Assad y comenzar a reconstruir el país asolado por la guerra. Se supone que los rusos se beneficiarán de la rehabilitación económica y política de Siria y no se verán envueltos en una guerra entre Israel e Irán.

Asomando al oso

Lo que realmente importa es que los iraníes necesitan a los rusos mucho más que los rusos necesitan a los iraníes, no solo con respecto a la guerra civil en Siria, sino también las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos cuando abandonó el acuerdo nuclear. Rusia es el único país que le permite a Irán exportar petróleo a través de él, mientras que los otros países apenas lo están haciendo una vez que Estados Unidos decidió detener las excepciones a las sanciones que dio a ocho estados que compran petróleo iraní. Rusia es el único de los ocho países en anunciar que continuará comprando petróleo de Irán e incluso vendiéndolo en el mercado mundial.

Mientras tanto, los países europeos, que inicialmente demostraron su deseo de ayudar a exportar petróleo iraní a pesar de las sanciones de Estados Unidos, ahora están abandonando a Teherán uno por uno. Además, Francia, Gran Bretaña, Alemania y otros miembros de la UE han dicho a los iraníes que si no dejan de desarrollar misiles balísticos de largo alcance, impondrán sus propias sanciones. En otras palabras, dentro de unas pocas semanas Irán estará solo con los rusos y su economía dependerá en gran medida de la buena voluntad rusa.

El Kremlin aparentemente llevó a cabo una evaluación rápida de la situación y decidió un cambio de rumbo en el Medio Oriente. Mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso y el establecimiento militar ruso quieren limitar la libertad de Israel en los cielos, el Kremlin cree que los iraníes se han comportado muy mal últimamente. Lo que aparentemente empujó a los rusos a cambiar su postura fueron los informes  que Qassem Suleimani, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Iraní, fue visto hace unos 10 días en una gira por el sur de Siria, a unos 40 kilómetros de la frontera Israel-Siria en Altos del Golán.

Esto fue una flagrante violación del compromiso de Irán con Rusia y la declaración pública de Putin que los iraníes y sus representantes mantendrían a 80 kilómetros de la frontera israelí. Israel le dio a Rusia una prueba pública  que los iraníes habían roto su promesa, lo que a Putin aparentemente no le gustó en absoluto. Por lo tanto, decidió en contra del consejo de sus militares y diplomáticos, hacer saber a los iraníes que tenían que cumplir sus compromisos. En última instancia, decidió que Rusia no aprueba el atrincheramiento iraní en Siria.

El anuncio que “Irán no es un aliado de Rusia en Siria” es un cambio radical en la política pro iraní que los rusos adoptaron desde septiembre de 2018, cuando un avión ruso fue derribado por un misil antiaéreo sirio durante un ataque israelí.

Una base para el éxito

Otro avance positivo desde el punto de vista de Israel, también en la arena del norte, es el informe de Política Exterior que Estados Unidos ha decidido dejar una pequeña fuerza en la base de al-Tanf en la frontera entre Siria e Irak, cerca de la frontera con Jordania.

Este sitio es en realidad un aeropuerto y la base de operaciones de las fuerzas especiales y aéreas de EE. UU. y el Reino Unido. Su principal importancia es su proximidad a la carretera central que va de Bagdad a Damasco y de allí al Líbano. Es una de las dos arterias principales a través de las cuales los iraníes han intentado abrir un corredor terrestre desde Teherán hasta el área de Damasco a través de Irak, y desde Damasco hasta el Líbano.

La presencia de los estadounidenses y los británicos en la base de al-Tanf permite a los aliados occidentales controlar el tráfico a lo largo de la carretera principal e impedir que los iraníes utilicen la carretera libremente como parte de su posible tierra. La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de dejar la base de al-Tanf intacta, con un pequeño número de tropas desplegadas allí, significa que el corredor de tierra aún estará bloqueado, lo que sin duda es una buena noticia para Israel.

En las FDI, había un temor real que los estadounidenses abandonaran esta base y que todo el corredor terrestre estuviera abierto a los Guardias Revolucionarios para transferir personas y armas a Siria y el Líbano. Es razonable suponer que la decisión de Trump de dejar la base activa se deriva no solo de la presión de Israel, sino también de Jordania y Arabia Saudita.

El dinero habla

El tercer desarrollo positivo para Israel es el acuerdo alcanzado entre Qatar y las Naciones Unidas con Hamas y las otras organizaciones palestinas para la transferencia de dinero qatarí. No solo se transferirá el dinero a Hamas, sino que la ONU utilizará la mayor parte del financiamiento para desarrollar proyectos humanitarios en toda la Franja. El dinero significa que Hamas también puede reforzar su propia imagen y evitar cualquier confrontación con otras organizaciones en la Franja de Gaza, mientras muestra que no venderá la resistencia a cambio de los salarios de sus empleados.

Israel también puede afirmar que no pagará dinero de protección a Hamas y comprará silencio en la valla fronteriza con dinero de Qatar. Todavía tenemos que ver cómo funcionará todo este mecanismo, pero está claro que las Naciones Unidas son el conducto a través del cual se debe proporcionar asistencia humanitaria a la Franja de Gaza.

Hamas puede haber probado que es menos corrupto que el movimiento Fatah de Mahmoud Abbas, pero no sabe cómo gobernar o administrar la Franja de Gaza. Fatah y la Autoridad Palestina en Cisjordania, por otro lado, han demostrado que saben cómo gobernar y más o menos manejar los asuntos civiles en beneficio de la población. Es difícil decir qué es peor: una organización corrupta como Fatah pero que tiene habilidades de gobernabilidad, o una organización menos corrupta como Hamas, que no tiene capacidad para gobernar la Franja de Gaza que controla por la fuerza.

Lo único que Hamas realmente sabe hacer es actuar contra Israel, y utiliza a los ciudadanos de la Franja de Gaza para ese propósito. Es justo decir, por lo tanto, la transferencia de fondos con la ayuda de la ONU ciertamente beneficia la seguridad de Israel y la calma en el área de Gaza.

Sin embargo, uno debe recordar que, así como la situación en el terreno ha cambiado, todo podría volver a cambiar en el espacio de un día o incluso de unas pocas horas.

Los israelíes viven en una región inestable donde muchos actores, incluidos superpoderes tanto grandes como regionales, trabajan constantemente para promover sus propios intereses. En tal situación, la estabilidad es un recurso escaso en el Medio Oriente. Así como Israel nunca debe descansar en sus laureles cuando las cosas van bien, tampoco debe entrar en pánico cuando las cosas empeoran para la seguridad. Los israelíes pueden vivir en un barrio peligroso, pero su casa está bien protegida.

Fuente: https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5453518,00.html
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario