HACE 40 AÑOS MORIA MENGUELE Por Natalio Steiner

Un 7 de febrero de 1979 moría de un ataque al corazón, Rolf Menguele, más conocido como "El Angel de la Muerte en Auschwitz ". Fallecío a los 67 años en la localidad de Embu mientras entraba al mar. Fue buscado durante 34 años y huellas de su presencia se hallaron en Argentina , Paraguay y Brasil. Nunca se arrepintiò de los aberrantes experimentos médicos llevados a cabo en judíos, en especial en niños mellizos, discapacitados y mujeres embarazadas. Pocos días antes de su muerte hablò por teléfono con su hijo al que nunca le manifestó arrepentimiento alguno, ni culpa. Este "médico", el más conocido de los científicos nazis que hicieron experimentos en seres vivos, también se ensañó con gitanos y ucranianos.
Menguele había obtenido un doctorado sobre Antropología en la Universidad de Liepzig y otro título sobre "Higiene Racial" en la Universidad de Francfort. Por su pensamiento racista fue uno de los pilares de la ideología nazi. En 1938 entró al partido nazi y un año más tarde pertenecería a las SS.
En 1942 fue herido gravemente por los rusos en la batalla de Rostov. Antes había recibido una distinción por salvar a la tripulación de un tanque alemán incendiado. Ese mismo año llegaría a Auschwitz y empezaría con sus infames experimentos de un sadismo y de una crueldad indescriptible.
Finalizada la guerra fue detenido por los soldados norteamericanos pero pudo  escaparse al sector ruso donde intentó borrar pruebas de sus ensayos. Luego trabajo un tiempo en Alemania. La captura de varios fugitivos nazis lo llevo a la Argentina ayudado por salvoconductos de el Vaticano. Se escapó de Argentina en 1960 luego de la captura de Eichmann. El Mossad estuvo tras sus pasos y perdió a una agente valiosa detectada por el círculo del criminal : Nurit Eldoc aparecería ahogada en el lago Nahuel Huapi.
Mengele vivió en Argentina menos de un decenio bajo el falso nombre de Helmut Gregore.
La película argentina Wakolda da a conocer vagamente su presencia en el país.
Recién en 1992, con pericias genéticas, se certificó que el hombre ahogado en Embu era Menguele.
La muerte lo liberó de la justicia terrenal.  Seguramente no de la divina.







Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario