¿Por Qué Los Principales Países De Europa Están Ayudando A Irán?


En un discurso extraordinariamente contundente en la conferencia de Medio Oriente organizada por Estados Unidos en Polonia, el vicepresidente Mike Pence criticó a algunos de los aliados más cercanos de Estados Unidos por proteger el condenado acuerdo nuclear de 2015 con Irán. Pence acusó a Francia, Alemania y el Reino Unido de lanzar un nuevo mecanismo financiero con la esperanza de evadir las sanciones de Estados Unidos contra la República Islámica.

La Unión Europea proporcionó un salvavidas financiero muy necesario para el régimen de Teherán cuando estableció el llamado Vehículo de Propósito Especial (SVP) en enero, un sistema de trueque que permite a Europa e Irán intercambiar bienes y renunciar al uso de la moneda. El mecanismo, acusó Pence, es “un paso poco aconsejable que solo fortalecerá a Irán, debilitará a la UE y creará aún más distancia entre Europa y Estados Unidos”.

Pence tiene razón en su premisa. La vergonzosa conducta de la Unión Europea socava los esfuerzos bipartidistas de Estados Unidos por responsabilizar a Irán por sus actividades nucleares y no nucleares ilícitas. También es una bofetada masiva en la cara a los iraníes comunes, que quieren vivir en paz y dignidad.

La semana pasada, Irán celebró el 40 aniversario de la Revolución Islámica de 1979. Pero no hay nada que celebrar sobre un régimen que ha abatido a un país entero en la oscuridad. Cuarenta años después, el pueblo iraní sigue luchando contra los mismos tiranos que les niegan los derechos humanos básicos. La afirmación de la moderación no es más que una ilusión para este régimen medieval.

Reporteros sin Fronteras (RSF), con sede en París, reveló recientemente que Irán arrestó, encarceló y ejecutó al menos a 860 periodistas en las tres décadas entre la revolución de 1979 y 2009, según documentos filtrados del departamento de justicia de Irán. Además, decenas de miles de ciudadanos iraníes, entre ellos minorías, miembros de la oposición, periodistas e individuos acusados ​​de delitos no políticos, han sido detenidos ilegalmente, y fueron torturados o ejecutados por el régimen.

En la lucha por la libertad fundamental, uno esperaría que la Unión Europea, una institución fundada en los principios de libertad y democracia, se solidarice con el pueblo iraní contra sus opresores. En cambio, Europa ha enviado hasta ahora el mensaje opuesto.

Atraídos por lucrativos acuerdos comerciales con Irán, los responsables de la formulación de políticas en las capitales europeas se han hecho de la vista gorda ante el sufrimiento de los pacíficos iraníes que permanecen en prisión o han terminado en fosas clandestinas.

Solo en los últimos meses, Irán ha aparecido en los titulares de la prensa occidental, israelí y árabe por su uso del terrorismo. Ya sea que informen sobre los asesinatos de Teherán de opositores políticos en territorio extranjero, los planes de terrorismo en Europa, los combatientes y las municiones que envió a Siria, o la inferencia en la brutal guerra civil de Yemen, el comportamiento de Irán sigue empeorando.

Estos titulares son testigos del hecho de que la República Islámica es el principal patrocinador estatal del terrorismo en el mundo. De hecho, el famoso Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán es la organización terrorista más grande del planeta, incluso más grande que el Estado Islámico y Al Qaeda. El régimen en Teherán también ha cometido innumerables ataques terroristas a través de sus representantes terroristas, como Hezbolá en el Líbano, y el Hamas con sede en Gaza y la Jihad Islámica Palestina.

Los Estados árabes reconocen fácilmente la ayuda que Irán brinda a estos grupos terroristas. Hablando en la conferencia de Medio Oriente en Polonia, los ministros de relaciones exteriores de Arabia Saudita, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos se unieron en su condena por Irán.

El ministro de asuntos exteriores de   Arabia Saudita, Adel Al-Jubeir, dijo que las actividades beligerantes de Irán desestabilizan la región, lo que hace que la paz israelí-palestina sea imposible de lograr. “Mire a los palestinos: ¿quiénes son los que apoyan a Hamas y la Jihad Islámica, y socavan a la Autoridad Palestina?, Irán”, dijo, y continúa citando conflictos en Siria, Irak, Líbano y Yemen, donde Irán también desempeña un papel maligno.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Khalid bin Ahmed Al Khalifa, señaló: “Crecimos hablando del tema israelí-palestino como el tema más importante”. Sin embargo, dijo, “en una etapa posterior, vimos un desafío mayor, muy tóxico, de hecho el más tóxico en nuestra historia, que vino de la República Islámica”.

Con el lanzamiento de la SVP y los esfuerzos continuos de Europa para rescatar el acuerdo nuclear de 2015, Irán ha ganado más tiempo para avanzar en sus actividades nucleares, al tiempo que conserva la infraestructura peligrosa necesaria para almacenar más uranio y continúa financiando su mortal plan armamentista.

Es verdaderamente vergonzoso que los Estados europeos continúen evadiendo las sanciones de Estados Unidos mientras el régimen en Teherán continúa su marcha hacia las armas nucleares, amenaza a sus vecinos, niega el Holocausto y asfixia a su gente.

Irán ya posee misiles balísticos capaces de llevar ojivas nucleares. El desafío constante de la República Islámica al mundo, amenaza directamente los intereses de seguridad de los Estados Unidos y la seguridad de los aliados regionales. Ahora depende de los Estados Unidos decir “no más” y que Europa deje de proteger a un régimen asesino.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/iran/principales-paises-europa-ayudan-iran/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario