“Bereshit” De Israel Se Enfrenta A Obstáculos Antes De Su Histórico Aterrizaje Lunar


Pruebas cruciales esperan a la nave israelí Bereshit antes de que pueda completar con éxito su misión histórica, entre ellas entrar en la órbita de la luna y luego realizar un aterrizaje complejo y autónomo en la superficie del cuerpo celeste.

La semana pasada, la sonda ya tenía dificultades técnicas cuando su sistema informático se reiniciaba inesperadamente, lo que provocaba que la nave perdiera una maniobra programada para enviarla a una órbita elíptica alrededor de la Tierra. Si bien el control de tierra finalmente logró que Bereshit volviera a su curso, Eran Schmidt, Director Adjunto de Proyectos de SpaceIL y Jefe de Operaciones de Tierra, reconoció que otros problemas siguen sin resolverse.

“Estamos obteniendo mediciones, pero necesitamos filtrar (las que son incorrectas)”, dijo Schmidt. “Estamos logrando trabajar con este problema, pero presenta un pequeño riesgo para la navegación”.

“Segundo, hemos tenido varios reinicios en la computadora (que probablemente fueron) como resultado de … radiación. Estamos tratando de encontrar una manera que incluso si esto ocurre antes de una maniobra, no tendremos que abortar la misión”.

Schmidt dijo que los principales desafíos aún están por delante del aterrizaje programado del 11 de abril, específicamente un proceso conocido como “captura lunar“. Durante esta fase, Bereshit será arrastrada a la órbita de la luna por su gravedad. Se espera que esto ocurra a principios de abril y requiere “sincronización y posicionamiento perfectos” a aproximadamente 250.000 millas de distancia, según Schmidt.

“El aterrizaje en sí es una prueba enorme, enorme”, dijo. “Vamos a enviar un comando a la nave espacial para comenzar (a descender) y luego tendremos 20 minutos cuando todo funcione de forma autónoma. Así que necesitamos que las mediciones del sensor sean buenas, que el sistema de control actúe adecuadamente y esperamos que no aterricemos en medio de un cráter en una roca. No estamos en posición de renunciar al aterrizaje si vemos que algo no está funcionando correctamente”.

Tal Inbar, un experto espacial israelí, también dijo que la “captura lunar” era una prueba técnica crucial y acordó que otros hitos deben superarse.

“Cada parte de una misión espacial tiene sus propios desafíos y dificultades”, dijo Inbar a The Media Line. “Cada día que la nave espacial se mueve hacia la luna, la dosis de radiación del sol y de las fuentes cósmicas es cada vez mayor. Después de un aterrizaje exitoso, el principal desafío será el calor. La nave espacial no estará (estará operativa) por mucho tiempo en la superficie de la luna porque no fue construida para soportar las temperaturas extremas de allí”.

Bereshit (nombre del primer capítulo de la Biblia hebrea) fue lanzada desde la Base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Cabo Cañaveral, Florida, la noche del 21 de febrero.

La sonda robótica de cuatro patas es aproximadamente del tamaño de una lavadora, pesa 1.100 libras, e inicialmente se montó en un cohete Falcon 9 fabricado por la compañía SpaceX de Elon Musk.

“A medida que entendemos mejor las capacidades de Israel y el trabajo innovador de su industria privada, sabemos que serán un socio internacional aún más fuerte en el futuro, uno vital para el éxito de extender el espacio comercial a la Luna y, finalmente, a Marte y más allá”, dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en una declaración reciente sobre la misión de Bereshit. “Hay grandes oportunidades para Israel y para todos nosotros para avanzar en la frontera espacial”.

Una empresa conjunta entre SpaceIL y la estatal Israel Aerospace Industries (IAI), la investigación de $ 100 millones se financió casi en su totalidad a través de donaciones privadas de filántropos judíos. Si tiene éxito, Israel se unirá a los Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y China como los únicos países que aterrizarán una nave en la luna.

Una vez logrado, la sonda recopilará datos científicos, incluidas las mediciones del campo magnético que podrían ayudar a los científicos a comprender mejor cómo se creó la Luna hace unos 4.500 millones de años.

A pesar de los problemas técnicos en curso, Schmidt dice que SpaceIL “nació para esta misión”.

“(De antemano), no podía imaginar a todo el mundo mirándonos como pioneros para empresas espaciales privadas y comerciales”, concluyó.

Fuente: YNet News

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/tecnologia/bereshit-israel-obstaculos-aterrizaje-lunar/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario