El Centro Wiesenthal Conmemoró los 100 Años de La Semana Trágica, un Pogrom en Buenos Aires


Entre el 7 y el 14 de enero de 1919, a raíz de una fuerte lucha de los trabajadores por el reconocimiento de sus derechos, un grupo nacionalista proveniente de la élite argentina, con apoyo de las fuerzas policiales salió a las calles desatando una violencia que resultó en aproximadamente 1.200 muertos y 5.000 heridos.

Los atacantes, identificando a los huelguistas con comunistas y a estos con los rusos por la proximidad de la Revolución de Octubre y entendiendo que muchos de los judíos venían de Rusia, se dirigieron especialmente a los barrios judíos donde mataron aproximadamente 200 personas, violaron mujeres y niños y destrozaron locales comerciales.

El Centro Wiesenthal conmemoró dicha efemérides con una mesa redonda en el ámbito de la Biblioteca Nacional, desbordando la capacidad del auditorio.

La historiadora María Sáenz Quesada se refirió al contexto histórico, a la presencia de  xenofobia e identificó la situación con “el huevo de la serpiente”, odio presente en las décadas posteriores en que se identificó al judío como enemigo.

El analista político Sergio Berensztein sostuvo que nunca la historia debe ser considerada lineal. Así como la culta Alemania dio origen al Nazismo, se esperaba otra cosa de una Argentina que abrió generosamente abrió sus puertas a la inmigración.

El Director del Archivo General de la Nación, Emilio Perina, dijo que siempre que la historia se refirió a la Semana Trágica, omitió la matanza de judíos y agregó que lo que se niega, se tapa y no se exorcisa, vuelve a la superficie. Mostró también documentación que acreditaba los reclamos detallados sobre las víctimas que la Comunidad Judía presentó al entonces Presidente Yrigoyen.

El Dr. Ariel Gelblung, Representante del Centro Wiesenthal para América Latina, quien obró de moderador del acto, concluyó: “Los judíos que llegaban huyendo de la Rusia Zarista se encontraron siendo víctimas de un Pogrom en el que se los identificaban con sus anteriores victimarios.”
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario