A Dos Días Del Final De La Travesía, Bereshit Se Enfoca En El Aterrizaje Lunar


La nave espacial Bereshit completó con éxito su segunda maniobra el martes por la mañana antes del aterrizaje lunar programado para el jueves, conduciendo a una órbita cerrada alrededor de la Luna a una altura de 200 kilómetros (120 millas) sobre la superficie lunar.

Los ingenieros operaron los motores durante 78 segundos, quemando casi 12 kilogramos (24 libras) de combustible a partir de las 8:34 am del martes por la mañana.

La nave espacial ahora orbitará la Luna una vez cada dos horas. Los ingenieros esperan realizar una maniobra más el miércoles para acercar aún más la nave espacial al orbe antes de su histórico intento de aterrizaje.

El jueves por la noche, esperan llevar suavemente la nave a la superficie de la Luna, actualmente planeada entre las 10 y las 11 pm hora de Israel.

La semana pasada, los ingenieros de Bereshit  ejecutaron la maniobra más complicada hasta el momento, un salto espacial perfectamente coreografiado que permite a la nave del tamaño de un automóvil saltar de una órbita alrededor de la Tierra a otra alrededor de la Luna, haciendo de Israel el séptimo país del mundo en lograr la hazaña.

Los Estados Unidos, Rusia (como la URSS), Japón, China, la Agencia Espacial Europea y la India han hecho visitas a la Luna a través de sondas, aunque solo los Estados Unidos, Rusia y China han aterrizado con éxito en la Luna; otras sondas se estrellaron en la superficie.

Si Israel aterriza con éxito según lo planeado el 11 de abril, también será la primera vez que una empresa financiada con fondos privados aterrice allí.

La nave espacial de NIS 370 millones ($ 100 millones) es una empresa conjunta entre la organización sin fines de lucro israelí SpaceIL e Israel Aerospace Industries, financiada casi en su totalidad por donaciones privadas de conocidos filántropos judíos.

Al utilizar la fuerza gravitatoria de la Tierra y la Luna y solo activar los motores en los puntos más cercanos y más lejanos de las elipses, los ingenieros pudieron reducir drásticamente la cantidad de combustible necesario en la nave espacial. El combustible todavía representa la mayoría del peso de Bereshit. En el lanzamiento, la nave espacial pesaba un total de 600 kilogramos (1.300 libras), de los cuales aproximadamente 440 kilogramos (970 libras) eran combustible.

Bereshit, que significa “Génesis” en hebreo, inició el 22 de febrero desde Cabo Cañaveral en Florida sobre un cohete Falcon 9 de la empresa privada SpaceX del empresario estadounidense Elon Musk.

El proyecto se lanzó como la entrada de Israel en el desafío Google LunarX para que grupos no gubernamentales puedan aterrizar una nave espacial en la Luna. Google terminó el concurso en 2018 sin ganadores, pero el equipo israelí decidió continuar sus esfuerzos en privado.

Si Bereshit aterriza con éxito el 11 de abril, se espera que la nave realice dos o tres días de experimentos que recopilen datos sobre los campos magnéticos de la Luna antes de apagarse.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario