Los “Niños sin infancia” ya tienen su Cuaderno


En el Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se presentó el Cuaderno
de la Shoá N° 8 “Niños sin infancia: deportados, escondidos, asesinados, salvados”,
realizado por un equipo que ahora pertenece al Museo del Holocausto de Buenos Aires,
junto a autoridades nacionales y de la Ciudad, sobrevivientes y representantes
comunitarios.

Ante más de 300 personas, el Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires
fue el escenario para la presentación del 8vo Cuaderno de la Shoá “Niños sin infancia:
deportados, escondidos, asesinados, salvados”, hecho por un equipo interdisciplinario que,
tras la integración de Generaciones de la Shoá-Sherit Hapleitá, forma parte del Museo del
Holocausto de Buenos Aires.

El primer orador fue el legislador Omar Abboud, presidente de la Comisión de Cultura, uno
de los impulsores en la Legislatura de la declaración de Interés para la Promoción y
Defensa de los Derechos Humanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Cuaderno.
“En el hecho de mostrar la barbarie, la sinrazón de la Shoá nos muestra una lección
importante que el género humano no debería olvidar”, dijo Abboud, y luego agregó que “en
lo personal comprendí la Shoá a través del diálogo, de la relación con miembros de la
comunidad judía y a través de actividades que realizamos en el marco del Instituto de
Diálogo Interreligioso” (IDI, el cual dirige junto al rabino Daniel Goldman y el cura Guillermo
Marcó). Para finalizar dijo: “Realzo la palabra honor al hablar de lo que significa presentar
ese cuaderno”.

El secretario general Ariel Schapira, representando al Museo del Holocausto de Buenos
Aires, reconoció el valor de los Cuadernos de la Shoá y aseguró que “debemos generar
conciencia de que el Holocausto no es un hecho encapsulado en el pasado sino que las
condiciones que le dieron lugar pueden repetirse en el presente y en el futuro. Debemos
conocer y enseñar por qué eso sucedió en el corazón del mundo occidental; debemos
brindar recursos a los educadores, para que puedan trabajar estas temáticas con los más
jóvenes. Necesitamos que esta iniciativa nacida en la comunidad judía, sea también de toda
la sociedad argentina”. También habló sobre las actividades realizadas por el Museo, como
la muestra actual “Reflexiones sobre la Shoá”, que puede visitarse en la sede temporal,
ubicada en José Hernández 1750. Además, informó que la versión itinerante de esta
muestra recorrerá el país a partir de la semana que viene.

Por su parte, Diana Wang y Aída Ender, miembros de la Comisión Directiva del Museo
desde la incorporación de Generaciones de la Shoá y responsables de los Cuadernos,
contaron la historia del material: “Pensamos que hacía falta un material original en
castellano, con informaciones interesantes, atractivas y útiles, y propuestas didácticas para
aplicarlas a la realidad del mundo de hoy. Elegimos contar la shoá más allá de los lugares
comunes habituales y para eso decidimos hacerlo tomando en cada número un tema en
particular acentuando siempre la perspectiva universal”. Sobre este número en particular
dijeron: “De todas las víctimas de las guerras, los niños son las víctimas supremas y
universales. Protagonistas en las sombras, sus voces nos hablan de la sinrazón más
profunda de las sinrazones. Todos los niños son las víctimas más vulnerables en los
sucesos genocidas. Durante la Shoá, los niños judíos estuvieron destinados a la muerte sin
escapatoria. Vivieron el hambre y la sed, el frío, el miedo, la soledad, la tristeza, los riesgos,
las prohibiciones, la desconfianza, la falta de esperanzas.”

La última oradora fue la sobreviviente Rosa Rotenberg, una “bebé de la Shoá”, según sus
propias palabras, nacida en el gueto de Varsovia. Contó su historia de supervivencia, cómo
se escondió en el orfanato del Cura Boduena y fue bautizada como Teresa; allí, al finalizar
la guerra, y tras una incesante búsqueda, fue encontrada por su padre. Rosa nunca pudo
conocer a su madre biológica, que murió en Bergen Belsen según el certificado de
defunción emitido por el Hospital Británico. “Creo que fui una niña de la Shoá afortunada, en
realidad una bebé de la Shoá; es decir que no he sido objeto de malos tratos físicos, ni fui
obligada a efectuar trabajos forzados, ni estuve, felizmente, en ningún campo de exterminio.
Sin embargo el estigma de la guerra estuvo siempre presente en mi vida. Soy parte de la
Historia de la que la Humanidad deberá avergonzarse eternamente.”

Para terminar el acto, el joven violinista Marcos Lombardi tocó fragmentos de las siguientes
canciones: Frère Jacques, Oyfn pripetchik, Kinder yo'rn, Oifn veg shteyt a boim y finalizó
con el Himno de los Partisanos.

En representación del Museo del Holocausto de Buenos Aires también estuvo el
vicepresidente Guillermo Yanco, los directores Fabiana Mindlin y Jonathan Karszenbaum y
el staff profesional.

Por parte de la Ciudad de Buenos Aires estuvieron Pamela Malewicz, subsecretaria de
Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires la legisladora
Carolina Estebarena; Adriana Martinez Bedini y Macarena García, del Consejo de los
Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; y Guido Diligenti, del poder Judicial de la Ciudad
de Buenos Aires y del Ministerio Público de la Defensa.

También estuvieron presentes la embajadora de Rumania Carmen Podgorean, el
embajador de Hungría Csaba Gelényi, el embajador de Egipto Amin Meleika, Yossi
Zilberman, agregado de Cultura, Prensa y Difusión de la Embajada de Israel, y Alena Baur
de la Embajada de Austria.

Además, se hicieron presentes Eduardo Feller, subdirector del Centro de la Memoria H.
Conti; Marcela Tamer Bello, de la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería
Argentina; Julio Santucho, del Instituto Multimedia de Derechos Humanos; el juez Franco
Fiumara; el fiscal Alberto Gentili; Luciana Minassian, de la Cátedra Libre de Holocausto,
Genocidios y Lucha contra la Discriminación de la Facultad de Derecho de la UBA; Gregorio
Flax, de la Facultad de Derecho de la UBA; la doctora en Filosofía Diana Sperling; los
directores del Centro de investigación Cinematográfica Vivian Imar y Marcelo Trotta; Adriana
Rodriguez Reina de Córdoba; Marisa Braylan, directora del CES de la DAIA; el director
pedagógico de ORT Marcelo Feiguin; la directora de Marcha por la Vida Alejandra
Tolcachier; Wanda Holcsman y Daiana Gerschfeld, de la Casa de Ana Frank; Haydee Tag,
de Amijai; Regina Muz, del IWO; la directora de FEJA (Federación de Escuelas Judías
Argentinas) Roxana Sohn; el director adscrito de Tarbut, José Chelquer; la Coordinadora de
Programas y Proyectos del Consejo Central de Educación Judía de la República Argentina
(Vaad Hajinuj) Karina Korob y el expresidente de la DAIA, Aldo Donzis.

Junto a su invaluable presencia y acompañamiento, también estuvieron presentes los
sobrevivientes y Pedro Roth, niño de la Shoá y autor de los dibujos que componen el
Cuaderno.

Sobre los Cuadernos de la Shoá

Es una publicación anual destinada a docentes y capacitadores que aborda en cada número
una temática diferente relativa al Holocausto, acompañada de una propuesta didáctica que
convierte a los Cuadernos en una herramienta indispensable para el trabajo en el aula.
Creados, diseñados y redactados por un equipo especializado, enfocan las diferentes
temáticas del Holocausto de manera novedosa y profunda, con un lenguaje fácilmente
comprensible.

Además del contenido conceptual, las fotografías, mapas, gráficos e ilustraciones, cada
número incluye una exhaustiva referencia fílmica y bibliográfica – textos impresos o
virtuales- que permite seguir ampliando y enriqueciendo la temática. Las tapas y
contratapas son obras de reconocidos artistas que colaboran desinteresadamente con la
publicación.

El equipo realizador está compuesto por Aida Jurkiewicz Ender, Diana Wang, José
Blumenfeld, Jonatan Epsztejn, Ruth Fleischer, Susana Grinspan, Feigue Machabanski,
Viviana Rosenthal, Rosa Rotenberg, Natalia Rus, Angela Waksman, Melisa Berlin,
Fernando Ender y Karen Rofchuc.

Los cuadernos anteriores se pueden ver de forma online aquí:
https://museodelholocausto.org.ar/publicaciones/cuadernos-de-la-shoa/
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario