Centro Educativo Toratenu


CRECIENDO EN TIEMPOS DE CRISIS

El Centro Educativo Toratenu es un complejo edilicio multifuncional inaugurado en 1997 en Anchorena 719, CABA.

Originalmente nació de la escuela Yesod Adaat, fundada en la década de 1940. Por ese entonces funcionaba como primaria y como Talmud Torá. El jardin de infantes estaba ubicado en el templo de la Congregación Sefaradi en Lavalle 2449. La entidad nucleaba a judíos sefaradíes de origen sirio.

El Yesod Adaat fue una de las primeras escuelas integrales hebreas en gozar de reconocimiento oficial.

Desde 1997, la parte educativa, social y deportiva de la institución, se traslada a la nueva sede de Anchorena en el corazón de Abasto. Desde ese entonces, en tres plantas, funciona la primaria,secundaria y tijón. En un edificio contiguo- inaugurado hace 4 años- funciona el jardín de infantes Toranit.

El Centro Educativo Toratenu tiene 15.000 m2. Además de las aulas hay una pileta de natación olímpica climatizada, gimnasio olímpico, microcine, comedor para más de 200 alumnos y múltiples espacios para los diversos talleres que se ofrecen para todas las edades.

En otro edificio que se encuentra frente a la escuela funciona su profesorado muy acreditado en la formación de maestras.


“ Nos quedó chico el lugar “, nos dice animadamente su presidente, Israel Sutton. “ Estamos con un crecimiento anual de casi el 7 % del alumnado”.

La escuela, durante los años de crisis del 2001- 2002, alquiló parte del edificio a la Universidad de Buenos Aires. Si bien se recuperó un nivel de uno de los espacios alquilados a la universidad a partir del ciclo lectivo del corriente año , esta previsto que con la finalización del contrato en 2 años, toda la estructura se reintegre a la escuela actual para así disponer de 14 aulas más. Hoy la escuela, además de las aulas tradicionales, tiene otras 25 aulas provisorias que serán remodeladas.

“ A pesar de todo esto, no nos alcanza el lugar. Por eso en enero del 2020 comenzaremos la construcción de un cuarto nivel con capacidad para 300 alumnos que será destinado al secundario “,dice Sutton.

Los números le dan la razón. En 2005 Toratenu tenía 750 alumnos. Hoy tiene 1817 y el crecimiento y demanda es constante.

Para responder a este crecimiento, el proyecto aprobado es construir otros 1550 m2 y un patio de 400 m2 para recreación . En esa superficie se harán

11 aulas, una sinagoga, 2 ascensores y oficinas para rectoría y coordinación de alumnos.

“ Por las dimensiones de Toratenu contamos con un presupuesto mensual de aproximadamente 23.000.000 de pesos. Tenemos una administración eficiente, austera y auditada. A pesar de la crisis económica que vive el país, no se inhibe nuestro crecimiento. En lo educativo hemos sido líderes en la incorporación en la escuela primaria de los proyectos Lego y Robótica.En este ciclo lectivo en el secundario se comenzó en primero y quinto año con la capacitación profesional de la reconocida empresa Digital House para ampliar así las salidas laborales capacitando alumnos para los desafíos de un mundo cambiante “, agrega Sutton.

“ Tenemos un nivel importante de becas. Hay una comisión especial que analiza la situación de cada grupo familiar. Somos concientes de la crisis económica y social “,dice.

La escuela también ha sido pionera en la inclusión de chicos con necesidades especiales…

Asi es. Hacemos un esfuerzo humanitario y profesional con docentes integradores sin menoscabo de lo económico.

La escuela parece manejarse con un criterio empresarial…

Yo tengo 39 años de dirigente en la institución. Soy de los más veteranos de la comisión directiva. He sido presidente durante 25 años no para eternizarme en el cargo sino para liderar una comisión directiva en la que prime un espíritu apolítico y constructivo. No buscamos cargos ni honores. El ideal esta por encima pero hoy las estructuras escolares son muy complejas y hace falta un criterio empresarial para sostenerlas. Eso no significa que se pierda la faceta humana. Mi padre, Shaul Sutton ( z”l), que fue iniciador de este espacio, nos transmitió el sentido de la vida dedicando tiempo a lo que tiene sentido. Para él, Di-s, familia y comunidad eran valores que heredamos y no discutimos. El hizo un culto de la Tzedaka y no solo donando dinero. Donar tiempo para la continuidad judía, también es sagrado.

Toratenu es una escuela religiosa. ¿ Cómo es la relación con el alumnado que es laico ¿

Somos una escuela religiosa y junto al templo de la Congregación Sefaradí- liderada y dirigida por el gran rabino Iosef Chehebar , orientamos la formación del alumnado. Sin embargo tenemos una apertura y respeto hacia los chicos menos observantes. Nosotros educamos para la

excelencia educativa judía pero integrada al complejo mundo que nos rodea. Tampoco Israel es ajena a nuestros contenidos. Nos alegra mucho ver como en Toratenu se integran chicos de diversos niveles de observancia con alumnos más laicos que crecen en vivencias y nuestros valores milenarios.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario