Israel y Egipto conmemoran 40 años del Acuerdo de Paz

El presidente Reuven Rivlin organizó este martes una reunión para conmemorar el 40 aniversario del Tratado de Paz Israel-Egipto.


Estuvieron presentes el embajador de Egipto en Israel, Khaled Azmi, el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Israel Katz, el ministro de Cooperación Regional de Israel, Tzachi Hanegbi, miembros del cuerpo diplomático, embajadores israelíes que prestaron servicios en Egipto y funcionarios que desempeñaron funciones claves durante el proceso de paz con Egipto.

De acuerdo con Rivlin, gracias a este tratado: “Dos generaciones de israelíes y egipcios solo conocen la paz entre nuestros países”.

Rivlin agradeció especialmente al presidente Abdel Fattah al-Sisi por su compromiso con la paz, con la estabilidad y con la cooperación, que han asegurado una sólida relación entre ambos países.

Rivlin resaltó el hecho de que el tratado de paz entre Israel y Egipto se había firmado seis años después de una terrible guerra entre ambos países en 1973. “Nunca hubiéramos imaginado que unos años más tarde nuestros líderes se abrazarían y se darían la mano. Esto debería servir de inspiración en nuestros esfuerzos por lograr la paz con todos nuestros vecinos y, especialmente, con nuestros vecinos palestinos”, señaló.

Y continuó: “Cuando líderes valientes están dispuestos a poner fin al conflicto y emprender un nuevo camino basado en la reconciliación y el respeto mutuo, la paz se puede lograr más rápidamente de lo que podemos imaginar”.

Dirigiéndose al embajador egipcio Khaled Azmi, el presidente dijo: “[…] el tratado de paz entre Israel y Egipto es la piedra angular de la estabilidad en el Medio Oriente”.

En sus palabras el embajador Azmi resaltó la importancia del tratado de paz entre Egipto e Israel como ejemplo para otras negociaciones de paz en Medio Oriente y marcó como premisas básicas la plena estadidad de la nación y la seguridad para todos en la región. “[…] El objetivo que pretendemos alcanzar con las negociaciones entre las dos partes [Israel y los palestinos] es una que se basa en la justicia, los derechos legítimos y la voluntad mutua de coexistir en dos Estados independientes vecinos que viven en paz y seguridad. Esto proporcionará una nueva realidad tangible para israelíes y palestinos, permitiéndoles disfrutar de las merecidas paz, seguridad y prosperidad”.

El ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, se refirió al desafío que queda por delante: convertir la paz en una relación genuina y cálida entre los ciudadanos de ambos países. Lo que se plantea es aumentar la cooperación en áreas de interés mutuo como tecnología, industria, energía, agua, agricultura y otros.

“Mirando hacia atrás en la historia podemos afirmar claramente que Menachem Begin tenía razón. Ahora es el momento de continuar con la visión histórica de Begin y Sadat y de aumentar el círculo de países y socios en iniciativas económicas y de paz regional”, enfatizó Katz.

Fuente: Aurora
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario