Informe de la UNRWA: Corrupción y abuso de poder en los niveles más altos

La investigación interna realizada por la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos alega "actos sexuales inapropiados, nepotismo, represalias, discriminación y otros abusos de autoridad" llevados a cabo por altos funcionarios


Un informe interno de la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos dice que ha habido una supuesta mala gestión y abuso de autoridad en los niveles más altos de la organización, en un momento en que se enfrenta a una crisis financiera sin precedentes.

Las denuncias de irregularidades contenidas en el informe producido por el departamento de ética del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (OOPS) están siendo examinadas actualmente por investigadores de las Naciones Unidas.

El OOPS dijo que está cooperando plenamente con la investigación, pero no pudo comentar en detalle ya que la investigación está actualmente en curso.

AFP ha obtenido una copia del informe, que describe las acusaciones «creíbles y corroboradas» de abuso ético grave que involucran a altos funcionarios de la institución, incluido el Comisionado General Pierre Krähenbühl.

Los supuestos cargos incluyen «actos sexuales inapropiados, nepotismo, represalias, discriminación y otros abusos de autoridad (cometidos) para beneficio personal, para suprimir las diferencias legítimas de opinión»

El informe fue enviado al secretario general de la ONU, António Guterres, en diciembre, y los investigadores de la ONU visitaron las oficinas de UNRWA en Jerusalén y Amman para recopilar información sobre las denuncias, según fuentes cercanas al asunto.

Un funcionario de alto rango nombrado en el informe dejó la UNRWA debido a un «comportamiento inapropiado» en relación con las investigaciones, mientras que otro renunció por razones «personales», dijo la organización.

UNRWA dijo en respuesta a las preguntas de la AFP que probablemente sea «una de las agencias de la ONU más monitoreadas debido a la naturaleza del conflicto (israelí-palestino) y debido a la naturaleza compleja y politizada del entorno en el que opera».

«En los últimos 18 meses, UNRWA ha enfrentado una intensa presión financiera y política, pero todo su personal ha mantenido el rumbo, ayudando a 5.4 millones de refugiados palestinos mientras se enfrentaba a una crisis financiera sin precedentes en sus 70 años de existencia», dijo la agencia. dijo.

En otra declaración enviada a la AFP, Pierre Krähenbühl dijo que «si la investigación en curso, una vez completada, fuera a presentar conclusiones que requirieran medidas correctivas u otras medidas de gestión, no dudaríamos en tomarlas».

Fundada en 1949, UNRWA opera escuelas y servicios médicos para millones de refugiados palestinos en Jordania, Líbano, Siria y los Territorios Palestinos. Emplea a 30.000 personas, en su mayoría palestinos.

Los Estados Unidos detuvieron toda la financiación a la agencia en septiembre de 2018, calificándola de una «operación irremediablemente defectuosa».

«La administración ha revisado cuidadosamente el tema y ha determinado que Estados Unidos no hará contribuciones adicionales al OOPS», dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado

Añadió que la «comunidad de beneficiarios con derecho y en vías de extinción de manera ilimitada y exponencial es simplemente insostenible y ha estado en modo de crisis durante muchos años».

Fuente: https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5559666,00.html

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario