Dvir Sorek tenía un "corazón de oro"

Dvir Sorek, un estudiante de yeshiva inscrito en un programa que combina el estudio de la Torá con el servicio militar, dejó su seminario en el asentamiento de Migdal Oz en Cisjordania el miércoles para ir a Jerusalén a comprar libros, para regalarle a un maestro. El joven de 19 años nunca regresó.


En las primeras horas del jueves su cuerpo fue descubierto al costado de una carretera que conduce al asentamiento, plagado de puñaladas.

"Fue encontrado agarrando los libros que había comprado", dijo el rabino Shlomo Wilk, director del seminario de Migdal Oz, Machanayim, el jueves por la mañana, cuando quienes lo conocieron se sorprendieron con la noticia del asesinato de Sorek.

"Era un hombre increíble, muy sensible, inteligente, modesto, que fusionaba la sabiduría y la tranquilidad ... Este es un hombre que a principios de año vio a un árabe caminando por la zona con un burro que parecía enfermo, así que ofreció comprar el burro. Lo compró, lo cuidó y luego lo liberó”, dijo el rabino Sarel Rosenblatt, uno de los maestros de Sorek, al canal 12.

"Quería que fuera un hombre de pie en Israel, que contribuiría con mucha luz a la sociedad israelí, y su luz nos fue quitada", agregó.

A su vez lo describió como un "hombre sensible con un corazón de oro".

Otro maestro, el rabino Yossi Fruman, dijo que su viaje a Jerusalén para comprar un regalo para su maestro "lo definió mucho".

“Siempre pensó en cómo podía expresar su gratitud”, dijo a la radio ​​pública Kan. Algunos medios de comunicación identificaron el libro como la última novela del autor israelí David Grossman.

“Amaba a todos y todos lo amaban. Era un símbolo del amor de la humanidad", dijo su tío, Menachem Borenstein, a la Radio del Ejército.

Sorek era hijo de Yoav Sorek, editor del periódico conservador HaShiloach, publicado por el Fondo Tikvah.

“Tuvimos la suerte de haber conocido a Dvir, que visitaba nuestras oficinas de vez en cuando, y lo extrañaremos. Nuestros corazones están con Yoav y su familia”, indicaron desde el diario en un comunicado publicado en Facebook.

El abuelo de Sorek, el rabino Binyamin Herling, era educador y sobreviviente del Holocausto, quien murió en un ataque terrorista en el monte Ebal en Cisjordania en octubre de 2000.

Un residente de Ofra, la ciudad natal de Sorek, lo describió como un "buen niño" y un "músico talentoso" que amaba la naturaleza, en una entrevista con la Radio del Ejército.

Con información de Times of Israel
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario