La embestida con un auto sobre parada de bus, podría indicar comienzo de una nueva ola de terrorismo

Dos jóvenes, hermanos, resultaron heridos


El atentado de este viernes al mediodía en Gush Etzion, no es el primero estos días contra blancos israelíes, y las fuerzas de seguridad no descartan que se trate del comienzo de una ola de “imitaciones”, de diferentes tipos de ataques que no requieren demasiada preparación. El fenómeno es conocido desde hace años. Cuando se comete un atentado que resulta exitoso desde el punto de vista de los terroristas, surgen imitadores que atacan israelíes y esperan, con ello, ganarse la gloria.

Esta vez, el escenario fue nuevamente la zona de Gush Etzion, a pocos kilómetros al sur de Jerusalem. El atentaod tuvo el saldo de dos heridos, uno de ellos de gravedad. Un automóvil con matrícula israelí, que resultó ser robado, embistió a altísima velocidad una parada de autobús junto al asentamiento de Elazar, cuando dos jóvenes aguardaban allí transporte público. La potencia del choque hizo volar a ambos jóvenes por el aire y aterrizaron junto a una canaleta detrás de la parada.

Najum Nabis de 17 años sufrió graves heridas en la cabeza y se hallaba inconsciente cuando llegaron los paramédicos, tanto del ejército como del Magen David Adom. Su hermana Noam de 19, está tiene heridas de mediana entiedad.

Fue tal la velocidad con que el coche embistió la parada, que se dio vuelta. Cuando el conductor, un palestino de 26 años, de la zona de Belén, que ya estuvo preso en Israel, intentó salir por la ventana del auto, un policía de civil que había presenciado lo ocurrido-y que se hallaba en camino a su casa al terminar su turno-le disparó y lo mató.

A pocos cientos de metros de allí fue el miércoles de la semana pasada el atentado en el que dos terroristas asesinaron a cuchilladas a Dvir Sorek. A las 48 horas los asesinos fueron detenidos. Y el jueves de mañana, otro atentado con armas blancas, cometido cuando dos menores-captados por las cámaras de seguridad-salieron corriendo de la zona de las mezquitas en el Monte del Templo (Haram el-Sharif en la terminología musulmana) y se abalanzaron sobre un policía israelí al que acuchillaron.

Este tipo de atentado, no necesariamente es preparado con antelación por una organización que despliega una estructura especial para ello. Se trata a menudo de iniciativas particulares llevadas a cabo por quienes están expuestos a incitación anti israelí. Los grupos terroristas crean el ambiente, el liderazgo glorifica a los terroristas, pero los atentados mismos pueden también ser llevados a cabo sin una gran preparación previa.

Por Ana Jerozolimski
Fuente: Semanario Hebreo Jai
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario