ANTISIONISMO JUDIO: Dime con quien te juntas y te diré quien eres


por David Mandel, Israel

El presidente Trump, que, hasta el momento, da la impresión de ser una persona inestable e impulsiva, quiere ser reelegido en las elecciones presidenciales del año 2020. Su actual índice de aprobación en los Estados Unidos es de solo 41%. En Israel su aprobación es probablemente superior al 70% debido no a sus promesas sino a sus actos: reconoció a Jerusalen como capital de Israel, mudó la embajada de Tel Aviv a Israel, reconoció oficialmente al Golan como parte de Israel, condenó los pagos que la Autoridad Palestina hace a los terroristas asesinos.

Si uno de los tres principales candidatos Demócratas a la presidencia (Joseph Biden, Bernard Sanders y Elizabeth Warren) derrota a Trump en las elecciones de noviembre del 2020, es posible que el nuevo (o la nueva) presidente anule todas las decisiones que Trump ha tomado respecto a Israel.

El candidato Demócrata que mas antipatía ha expresado a Israel es, paradojicamente, el candidato de origen judío, Bernard Sanders. Durante las elecciones del año 2016, Sanders acusó a Israel de matar, durante la guerra del 2014 con Gaza, a “10,000 palestinos inocentes y bombardear hospitales”. Esa cifra, carente de todo fundamento,  es más del doble de los numeros presentados por el mismo Hamas (el numero real es de 2,100, del cual mas del 50% eran combatientes de Hamas).

Demostrando que su antipatía a Israel no ha disminuido, Sanders acaba de nombrar a Linda Sarsour como una de las principales dirigentes de su campaña presidencial, con lo cual demuestra lo que es, un judio judeofobo. Linda Sarsour, hija de inmigrantes palestinos, es una islámica fanática, antisemita declarada, virulenta antisionista, que apoya las acciones terroristas de los palestinos contra Israel y promueve el boicot contra el Estado judío. Recientemente acusó a los sionistas americanos de marchar al lado de miembros del Ku Klux Klan. Publicó la foto de un niño árabe tirando piedras a israelies, elogiándolo como “ejemplo de coraje”. Se presentó en una conferencia al lado de Rasmea Odeh, terrorista que mató a dos estudiantes israelies con una bomba en un super market en el año 1969, y que fue deportada de los Estados Unidos por esconder sus actividades terroristas. Sarsour declaró “es un honor y un privilegio compartir este evento con Rasmea”. Sarsour ha declarado que “nada es mas espeluznante que el sionismo” y que “Netanyahu es un desperdicio de un ser humano.”

No acepta a mujeres judias en los movimientos feministas argumentando que “sionistas no pueden ser feministas.”

Si es que Sanders logra ser elegido presidente de los Estados Unidos, con ayuda del 70% de los judios que votan incondicionalmente por el Partido Demócrata, los judíos americanos aprenderán, a su propia costa, que no hay peor enemigo de los judíos que un judio apostata.*

*    Utilizo el término “apostata”,  no en su antiguo significado religioso, sino para describir a una persona que reniega de sus orígenes, los denigra y los condena.


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario