EE.UU.: HAREDIM SE QUEJAN POR ACOSO FOTOGRAFICO

La enorme difusión que tuvo la serie Schtisel en el popular sitio de películas Netflix ha tenido repercusiones negativas para grupos jasídicos que viven en Nueva York , en especial en barrios como  Boro Park, Crown Heights y Williamsburg, los tres de amplia población ultraortodoxa.
La exitosa serie israelí ha sido una de las más vistas en Netflix por público judío y no judío generando mucha curiosidad sobre la forma de vida estrictamente observante de los grupos jasídicos en EE.UU. y el resto del mundo.
El diario británico Daily Mail publica una serie de opiniones de judíos ultraortodoxos que se sienten acosados fotográficamente por la publicidad indeseada obtenida. " Vamos caminando por la calle y turistas se nos acercan y nos sacan fotos sin siquiera preguntarnos ni pedirnos permiso para hacerlo ",dijo uno de ellos. Otro manifestó: " No somos animales en un zoologico como para que nos saquen fotos a cada instante. Reconozco que no es por antisemitismo pero es molesto ".  Un tercero manifestó: " Es molesto que te saquen fotos, te pregunten si haces el amor con tu esposa mediante una sábana y lo peor es que te saquen fotos en pleno Shabat cuando usamos el shtraiml ( gorro de piel típico de ciertos grupos jasídicos ).
Asi las cosas, Netflix, que visibilizó y derribó prejuicios sobre la ultraortodoxia, terminó generando esta sensación de indisimulable molestia.


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario