IRAN SIGUE ARMANDO GRUPOS CHIITAS EN MEDIO ORIENTE

Por Natalio Steiner

La estrategia iraní para expandir su influencia y asfixiar a Israel en la región es bastante clara y hasta ahora le ha dado resultados parciales. Se trata ya no de volcar soldados propios en territorio ajeno sino armar a minorías chiitas en diversos países de la región cercanos a Israel.  A su ya conocido apoyo a Hizbollah y a grupòs chiitas en  Siria, ahora se le suman grupos chiitas en  Iraq y también en  Jordania. Por supuesto Irán no detiene su odio antiisraelí y continua su apoyo  a grupos antiisraelíes no chiitas como el  Hamas Islámico.
Pero donde se muestra especialmente activo Irán en los últimos tiempos es en la frontera entre Siria  e Iraq buscando rutas paralelas para eludir los bombardeos israelíes.
Fuentes propias de los países del Golfo han confirmado que Irán  esta armando aceleradamente con misiles de diverso alcance a milicias chiitas en Iraq.  Desde la  retirada que Obama dispusiera unilateralmente de las tropas norteamericanas en Iraq, primero creció el Isis y ahora crecen las milicias que lucharon contra el Isis que no son menos antiisraelíes que los islamista sunnitas.
Asi las cosas, mientras Irán comienza a moverse del acuerdo nuclear firmado en 2015 y hace frente a las duras sanciones impuestas por EE.UU.  a su castigada economía, no detiene el armamentismo de sus  aliados en un intento de " iranizar " a los vecinos de Israel para de esta manera arrimar peligro a las fronteras del estado hebreo. La posición de debilidad de Arabia Saudita y de los Emiratos Arabes favorece el expansionismo iraquí que hasta ahora no ha encontrado más límites que los efectivos pero discontinuos bombardeos israelés contra sus fuerzas dispersas en varios países vecinos.
La inestabilidad que se vive en  Jordania y en mayor medida en  Egipto, países vecinos de Israel y con acuerdos de paz con el estado hebreo, son el próximo blanco de la expansión iraní en la región pudiendo complicar  así las calmas fronteras de Israel con dichos países.
Para frenar a Irán, hará falta mucho más que bombardeos puntuales y efectivos o medidas  de caracter económico. Será necesario estrechar lazos entre Israel y parte del mundo árabe transfiriendo a estos parte de la responsabilidad en la lucha que también los tiene como protagonistas sino quieren sucumbir al irredentismo iraní.


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario