LA SERIE SOBRE EL ESPIA YA DESPIERTA POLEMICA EN ISRAEL

La serie El  Espía, producida por Netflix, y basada en hechos reales que tienen como centro la vida de Eli Cohen ,infiltrado en Siria desde la  Argentina, ya despierta polémicas; no por su calidad artística o guión sino sobre la real valía del trabajo de Eli Cohen y porque algunos especialistas consideran que en su último viaje a Siria ya no estaba en condiciones de viajar por su estado de ánimo y por las crecientes sospechas de la cúpula siria sobre la presencia de un espía. Si bien los datos suministrados por Cohen a Israel se dijo que fueron vitales para el triunfo israelí en la guerra de los  Seis Días, algunos especialistas israelíes lo minimizan. Por otro lado había falencias en su preparación como espía en un país complicado como Siria.  " En  Siria todos hablan árabe pero no es lo mismo el árabe de Damasco que el de Alepo o Tartus; hay temas de pronunciación. Eli también tenía que tener un conocimiento estricto de las expresiones de la religión musulmana. Tenía muchos conocimientos del Islam y los aplicó pero le faltaban saludos, giros verbales, etc.",manifestó una fuente que no podemos citar.
De una forma u otra, Cohen es considerado un heroe nacional en Israel al cual el estado le debe aún a su familia un homenaje póstumo.  Hace unos meses el Mossad logró devolverle a su viuda el reloj de Eli Cohen, cuyo cadaver jamás fue devuelto por los sirios. El reloj lo obtuvieron de un nieto de uno de sus verdugos.


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario