Salónica: La Jerusalem de los Balcanes


Por Rabino Yejiel Wasserman, revista Nofshim

Salónica es la ciudad más grande del norte de Grecia y tiene un importante puerto. Fue fundada 300 años antes de la era común por un rey de Macedonia. Desde el siglo XV de nuestra era estuvo bajo el control otomano hasta 1912, momento en que fue conquistada por Grecia y anexada a su territorio.

La ciudad tiene muchos sitios turísticos de interés. El más interesante es la Torre Blanca, construída en el siglo XV, que sirvió como parte de un sistema defensivo de la ciudad y que bajo el reino otomano fue una cárcel en la que muchos fueron asesinados. También es interesante el llamado Mercado Mediano construído por el judío Saúl Modiano a principios del siglo XIX.

Los primeros judíos se establecieron en Salónica durante el dominio helenista pero hasta la llegada de los turcos la cantidad fue muy pequeña.

Luego de la expulsión de los judíos de España, en 1942, una gran parte de ellos encontró refugio bajo el dominio otomano. Ellos trajeron su conocimiento, experiencia,cultura y literatura rabínica.

La ciudad tenía un clima de tolerancia y estabilidad económica. Se ganó el nombre de Jerusalem de los Balcanes. Hacia el siglo XVII se contabilizaban 32 comunidades, cada una con su sinagoga, con su rabino y sus costumbres heredadas de origen.

Las sinagogas eran de origen español, portugués e itálica. Más tarde llegaron judíos de Polonia y de otros países del Oriente europeo. En algunos años los judíos llegaron a ser el 50 % de los habitantes y su influencia sobre la vida comercial fue muy grande al punto tal que el centro comercial y el puerto no funcionaban en Shabat.

Hacia el siglo XX comenzó la decadencia de la judeidad de Salónica. Las guerras balcánicas, las revueltas y las migraciones llevaron a muchos judíos a abandonar el país.

En 1912, con la anexión de la ciudad por los griegos, se les exigió a los judíos perder su carácter otomano y adaptarse a la cultura griega.

En 1917 estalló un incendio en el centro de la ciudad y el barrio judío quedó destruído. Decenas de sinagogas, centros de ayuda social, libros, escritos se quemaron y casi 50.000 judíos quedaron sin techo. Fue un golpe duro del que la comunidad nunca logró reponerse. Entre la primera y segunda guerra mundial unos 20.000 judíos de Salónica llegaron a Israel y se asentaron en un barrio cercano al puerto de Tel Aviv. Otros fueron a Francia, Italia, América ( incluyendo la Argentina).

Antes de la Segunda Guerra la comunidad tenía 50.000 miembros. Grecia fue ocupada por los nazis y los mismos limitaron a los judíos la entrada a los cafes y restaurant. Les fue confiscado el hospital al igual que sus bienes.

En 1943 los judíos fueron obligados a vivir en guettos y usar la estrella amarilla. Un mes más tarde unos 18 trenes se llevaron a los judíos de Salónica a Auschwitz. En seis meses todos los judíos de la ciudad terminaron en Auschwitz- Birkenau. Un pequeño grupo de judíos salvó sus vidas con la ayuda de los llamados Justos entre las Naciones. Al final de la guerra algunos supervivientes volvieron a la ciudad y erigieron nuevas comunidades.

Toda la rica y extensa historia de los judíos de Salónica esta resguardada en el museo judío de la ciudad que esta ubicado en lo que fuera el barrio judío de la misma. Una visita al museo es algo atrapante y permite ver con plenitud lo que fuera la vida religiosa y comunitaria de la comunidad. Hay también un espacio para recordar la Shoa y un centro de estudios judaicos con sostén audiovisual.

En el centro de la ciudad, frente al puerto, hay un monumento para eternizar el recuerdo de los 50.000 judíos asesinados durante la Shoa.

Hoy viven en Salónica 1.200 judíos. La comunidad esta organizada y hay una amplia vida cultural. Hay dos sinagogas activas. En una de ellas, Yad Zikaron, hay minian toda la semana. Durante las Altas Fiestas se reza en una sinagoga más grande. El rabino de la comunidad es desde hace siete años, Israel Aharón, un joven egresado de yeshivot israelíes, es también matarife ritual. Hay un jardín de infantes y una escuela primaria con 100 alumnos no todos judíos.

La ciudad tiene un restaurant casher ubicado en el hotel Asturias y esta manejado por un Beit Jabad. No hay proveedurías casher pero en los supermercados de la ciudad se consiguen productos de Israel.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario