76 años de la Yeshiva Jafetz Jaim y definiciones urticantes “NOSOTROS NO CERRAMOS ESCUELAS; LAS ABRIMOS “


La fiesta aniversario de la Yeshiva Jafetz Jaim y escuela Heijal Hatora no es desde hace años solo un agasajo sino un ámbito donde algún invitado y el rabino director del lugar hacen definiciones urticantes; en especial cuando se acercan elecciones en la AMIA.
En esta oportunidad, y ante un salón repleto que contó con rabinos ortodoxos de diversas comunidades y del gran rabino de Israel, de visita al país, los conceptos de Ariel Eichbaum, presidente de AMIA,  y del rabino Schmuel Levin, director de la Yeshiva y referente principal del  BUR ( fuerza política que conduce la AMIA ) se destacaron por su contundencia y su mensaje explicito hacia la fuerza política confrontadora, UNAAMIA, vertiente compuesta por  diversas escuelas laicas,clubes sociodeportivos, corrientes religiosas liberales y que lleva como candidato a presidente de AMIA a Alejandro Kladniew, ex presidente del Hogar Le Dor Vador.
Luego de alabar la tarea de la Yeshiva, el presidente de AMIA admitió que iba a decir en ese ámbito “cosas políticamente incorrectas pero que son verdades demostrables”.
“Nosotros ( el BUR) gobernando la AMIA hemos  escuchado a todas las instituciones en sus necesidades; no nos importo su línea ideológica. Y lo seguimos haciendo mientras otras gestiones no les levantaban el teléfono.  Tenemos una AMIA saneada en lo económico donde la gente no tiene miedo de recibir un cheque de la AMIA; no fuimos nosotros los que cerramos escuelas hace dos décadas; no fuimos nosotros los que dejamos sin maestros a la red escolar judía.  Cuando llegamos al poder había ocho alumnas que estudiaban para ser morot. Hoy tenemos más de 200, y no lo hacen para hacerse ricas. Pero lo más doloroso es que vengan y nos digan que no podemos gobernar la AMIA porque usamos kipa. Es un mundo al revés “, dijo siendo fuertemente  aplaudido por los presentes.
A su turno, el rabino Levin, que se caracteriza por hablar con energía, dijo: “ Todos los judíos, laicos y religiosos, estamos en el mismo barco de la continuidad judía. Y tenemos que cuidar que ese barco no se hunda en el mar de la asimilación que carcome  y que nos lleva unos 2.000 judíos al año. Hay que salvar judíos más que criticar lo que otros hacen en AMIA por intentar acercarse a los alejados.  No puede ser que ignorantes de cosas elementales del judaísmo quieran darle un rumbo a la  AMIA. Pueden ser buenos profesionales en sus tareas pero eso no los hace buenos dirigentes si tienen los valores y el horizonte confundido. Nos quieren decir como manejar la AMIA aquellos que cerraron  escuelas mientras nosotros crecemos. Pero no solo abriremos y ayudaremos a otras escuelas- como ya lo hacemos- sino que vamos a abrir hogares accesibles para gente mayor. Y hasta me atrevería a decir que podríamos abrir nuevamente el Hospital Israelita “,dijo el rabino cerrando sus palabras ante el aplauso de los presentes.
La fiesta aniversario de la Yeshiva Jafetz Jaim y escuela Heijal Hatora no es desde hace años solo un agasajo sino un ámbito donde algún invitado y el rabino director del lugar hacen definiciones urticantes; en especial cuando se acercan elecciones en la AMIA.

En esta oportunidad, y ante un salón repleto que contó con rabinos ortodoxos de diversas comunidades y del gran rabino de Israel, de visita al país, los conceptos de Ariel Eichbaum, presidente de AMIA,  y del rabino Schmuel Levin, director de la Yeshiva y referente principal del  BUR ( fuerza política que conduce la AMIA ) se destacaron por su contundencia y su mensaje explicito hacia la fuerza política confrontadora, UNAAMIA, vertiente compuesta por  diversas escuelas laicas,clubes sociodeportivos, corrientes religiosas liberales y que lleva como candidato a presidente de AMIA a Alejandro Kladniew, ex presidente del Hogar Le Dor Vador.
Luego de alabar la tarea de la Yeshiva, el presidente de AMIA admitió que iba a decir en ese ámbito “cosas políticamente incorrectas pero que son verdades demostrables”.
“Nosotros ( el BUR) gobernando la AMIA hemos  escuchado a todas las instituciones en sus necesidades; no nos importo su línea ideológica. Y lo seguimos haciendo mientras otras gestiones no les levantaban el teléfono.  Tenemos una AMIA saneada en lo económico donde la gente no tiene miedo de recibir un cheque de la AMIA; no fuimos nosotros los que cerramos escuelas hace dos décadas; no fuimos nosotros los que dejamos sin maestros a la red escolar judía.  Cuando llegamos al poder había ocho alumnas que estudiaban para ser morot. Hoy tenemos más de 200, y no lo hacen para hacerse ricas. Pero lo más doloroso es que vengan y nos digan que no podemos gobernar la AMIA porque usamos kipa. Es un mundo al revés “, dijo siendo fuertemente  aplaudido por los presentes.
A su turno, el rabino Levin, que se caracteriza por hablar con energía, dijo: “ Todos los judíos, laicos y religiosos, estamos en el mismo barco de la continuidad judía. Y tenemos que cuidar que ese barco no se hunda en el mar de la asimilación que carcome  y que nos lleva unos 2.000 judíos al año. Hay que salvar judíos más que criticar lo que otros hacen en AMIA por intentar acercarse a los alejados.  No puede ser que ignorantes de cosas elementales del judaísmo quieran darle un rumbo a la  AMIA. Pueden ser buenos profesionales en sus tareas pero eso no los hace buenos dirigentes si tienen los valores y el horizonte confundido. Nos quieren decir como manejar la AMIA aquellos que cerraron  escuelas mientras nosotros crecemos. Pero no solo abriremos y ayudaremos a otras escuelas- como ya lo hacemos- sino que vamos a abrir hogares accesibles para gente mayor. Y hasta me atrevería a decir que podríamos abrir nuevamente el Hospital Israelita “,dijo el rabino cerrando sus palabras ante el aplauso de los presentes.





Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario