Dos iraníes acusados de espiar objetivos judíos e israelíes en EE. UU. se declaran culpables


Dos iraníes acusados de recoger información sobre objetivos israelíes y judíos en Estados Unidos y sobre opositores al régimen iraní se han declarado culpables de actuar en nombre de Teherán, anunció el martes el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Ahmadreza Mohammadi-Doostdar, de 39 años, ciudadano estadounidense-iraní, y Majid Ghorbani, de 60, ciudadano iraní y residente de California, fueron arrestados el año pasado.

“El gobierno iraní pensó que podría salirse con la suya llevando a cabo la vigilancia de personas en Estados Unidos enviando a uno de sus agentes aquí para que encargara a un residente permanente que dirigiera y recogiera esa vigilancia”, dijo Jessie K. Liu, Fiscal del Distrito de Columbia.

Está previsto que Doostdar sea condenado el 17 de diciembre y Ghorbani recibirá su sentencia el 15 de enero.

Como parte de su alegato, Doostdar admitió que viajó a los Estados Unidos desde Irán en tres ocasiones para reunirse con Ghorbani y para dar instrucciones sobre las actividades de Ghorbani en nombre de Irán.

Según la acusación publicada por el Departamento de Justicia el año pasado, Doostdar viajó a los Estados Unidos desde Irán en julio de 2017 o alrededor de esa fecha, con el objetivo de reunir información de inteligencia sobre entidades e individuos considerados enemigos del régimen iraní.

Esto incluía intereses israelíes y judíos, así como individuos vinculados a The People’s Mujahedeen (MEK), una organización de oposición iraní que fue considerada por los Estados Unidos como una organización terrorista hasta 2012.

La acusación indica que el 21 de julio de 2017, o alrededor de esa fecha, Doostdar llevó a cabo la vigilancia y tomó fotos en varios centros judíos de Chicago, incluyendo el Hillel Center y la Rohr Chabad House, donde se le acusa de tomar fotografías detalladas de las medidas de seguridad, y el Hillel Center.

La acusación no menciona los objetivos israelíes.

Doostdar luego viajó a California donde conoció a Ghorbani, aparentemente por primera vez, según la acusación.

Dos meses después, Ghorbani voló a Nueva York por un día, donde asistió a un mitin del MEK y tomó fotografías de los asistentes.

En diciembre de 2017 Doostdar viajó de vuelta a California para obtener la información del MEK. En conversaciones entre ellos grabadas por el FBI, Ghorbani mencionó que intentaba “penetrar” en el grupo, mientras que Doostdar habló de haber sido dirigido por otros para recoger la información.

“Se lo daré a los muchachos para que hagan su investigación”, dijo de las fotografías.

La acusación dice que pagó 2.000 dólares a Ghorbani en sus reuniones.

En marzo y abril de 2018, Ghorbani fue a Irán donde, según la acusación, informó a funcionarios del gobierno sobre su información sobre el MEK y recibió una lista de “tareas” para infiltrarse en el grupo disidente.

El pasado mes de mayo, Ghorbani asistió a la Convención para la Libertad de Irán para los Derechos Humanos, apoyada por el MEK, en Washington como parte de la delegación de California, donde también tomó fotos de los asistentes, incluso mientras posaba frente a la Casa Blanca.

Doostdar y Ghorbani fueron acusados de actuar como agentes no registrados del gobierno iraní y de prestar servicios al gobierno iraní en violación de las sanciones.

El pasado mes de julio se informó de que la agencia de espionaje del Mossad de Israel frustró un plan para bombardear una conferencia organizada por el MEK en París el 30 de junio. La operación condujo a la detención de una célula encabezada por un diplomático iraní.

Fuente: israelnoticias.com
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario