Entre la escalada con el Jihad Islámico y la crisis política israelí

¿Tiempos de unidad?

Si bien en la política israelí todo es posible y aún no está claro en qué terminará el estancamiento político actual, la sensación es que la escalada que se está viviendo a raíz del disparo de numerosos cohetes desde Gaza hacia la población civil israelí, puede facilitar el hallazgo de una solución.

Este martes a la noche se reunieron el Primer Ministro Biniamin Netanyahu y el jefe de Kajol Lavan Beni Gantz, pero no se reveló ningún detalle al respecto.

La situación de emergencia que ha paralizado a medio Israel puede ser el marco en el que las partes flexibilicen sus respectivas posiciones de cara a un acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional. En estas circunstancias, sería más fácil renunciar a grandes promesas hechas al electorado, explicando-con razón-que en la situación actual, lo más importante es formar gobierno y unir fuerzas para preservar la seguridad nacional.

Nuestra sensación es que sería más factible que lo haga el jefe de Kajol Lavan Beni Gantz, quien prometió no sentarse en un gobierno encabezado por un Primer Ministro sobre el que pende la posibilidad de imputación por sospechas de corrupción. De fondo está la fórmula sugerida por el Presidente Reuven Rivlin según la cual si se le imputa, el Primer Ministro se declara incapaz de desempeñarse en su cargo hasta que resuelva su tema jurídico, puede retirarse temporariamente por un período largo y mientras tanto, Beni Gantz asumiría todos los poderes de Primer Ministro, desempeñándose plenamente como tal.

Gantz podría quizás aceptar formal y oficialmente dicho plan-que por ahora no rechazó abiertamente pero tampoco abrazó ya que prefirió intentar él formar gobierno- y probablemente su electorado lo comprendería, por la situación actual.

De todos modos, por ahora, lo que ha dicho Gantz públicamente al referirse al operativo contra el jefe del Jihad Islámico y su apoyo al mismo , que “esta acción no tendrá ningún impacto en los avances políticos que están ocurriendo”.

Hoy no parece probable en absoluto que Gantz se pueda permitir formar un gobierno estrecho que se mantenga con el apoyo, desde afuera, de la Lista Conjunta compuesta por 13 diputados, 12 de ellos árabes, muchos de los cuales se han manifestado repetidamente contra todo tipo de operativo militar israelí en Gaza, aunque se ataque blancos terroristas tras intenso disparo de cohetes hacia la población civil israelí.

 Ya este martes, poco después de la muerte de Baha Abu el-Ata del Jihad Islámico a manos de Israel, una de las legisladoras de dicho partido, Aida Tuma Suleiman, declaró que “Netanyahu carga con la responsabilidad por todas las muertes”. A los jefes terroristas jamás los condenó con un tono similar. Y al anochecer, en una manifestación en Tel Aviv,la mencionada diputada acusó a Beni Gantz por haber apoyado el operativo. "Gantz, has apoyado un asesinato premeditado que puede ser el comienzo de una guerra sangrienta", gritó Aida Tuma Suleiman en la manifestación.

El diputado Yoaz Hendel de "Kajol Lavan" comentó en Twitter la manifestación que contó con la presencia de varios de los diputados de La Lista Conjunta-aunque no asistieron sus jefes Ayman Odeh y Ahmed Tibi- y escribió: "Nunca se pierden la oportunidad de identificarse con los que nos disparan".

En "Kajol Lavan" ya hay voces que piden proclamar en forma ordenada y pública que ya no se considera la opción de un gobierno estrecho.

¿Seguridad o política?

El  Presidente del Estado Reuven Rivlin declaró este martes: “Este no es momento para enfrentamientos políticos. Es hora de terminar con ese tipo de declaraciones de inmediato”.

De fondo, al parecer, diferentes declaraciones de políticos dando a entender que se optó por matar ahora a Baha Abu el-Ata porque a Netanyahu le convenía políticamente.

Si bien es cierto que el operativo ayuda políticamente a Netanyahu, el hecho es que en un ataque de este tipo lo clave es  saber cuándo es el momento oportuno en el que la información de Inteligencia precisa, puntual, en tiempo real, indica que se dan en el terreno las condiciones para concretarlo. Eso significa que se sabe dónde está, que se lo ubica con precisión y que hay certeza de que no está rodeado por numerosos civiles.

El Presidente Reuven Rivlin hizo referencia al tema ya en la mañana. “Sé que el gobierno israelí y los jefes de seguridad-que aprobaron el operativo- y el jefe de la oposición, tienen en mente la seguridad de Israel y nada más que eso”. Si bien el título de “jefe de la oposición” no es exacto respecto a Beni Gantz, es a él evidentemente que se refería.

Gantz confirmó luego que se le informó de antemano respecto al operativo planeado, destacó su importancia y lo justo que era eliminar a Baha Abu el-Ata. En un video difundido en las redes Gantz, sentado junto a una bandera de Israel, mencionó también al otrora jefe del brazo armado de Hamas Ahmad Ja´abari al hacer referencia a terroristas que deben morir. No es casualidad. Ja´abari fue eliminado en un operativo aéreo cuando Gantz era el Comandante en Jefe del Estado Mayor. El tema, presentado como señal de firmeza en la lucha contra el terrorismo, fue uno de los primeros que usó en su campaña electoral.

 Gantz supo transmitir un mensaje de unidad y de preocupación nacional más allá de la política, al declarar que “por el bien de la seguridad nacional, la cúpula política y de seguridad debe tomar a menudo decisiones difíciles, tomando en cuenta las posibles ramificaciones”. Y agregó: “Una de ellas fue la decisión de llevar a cabo el operativo de anoche, sobre el cual se me informó antes de su realización. Fue una decisión apropiada, tanto desde el punto de vista político como operativo”.

Por Ana Jerozolimski
Fuente: Semanario Hebreo Jai
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario