Histórico acuerdo del cristianismo, el judaísmo y el islam sobre la prohibición de la eutanasia y el suicidio

Es la primera vez que las religiones abráhamicas –casi la mitad de todos los creyentes del mundo– abordan el final de la vida con decisión unámime


Durante la primera jornada del XV Congreso Internacional de Bioética sobre “Neurociencia, Espiritualidad y Humanismo desde una mirada Bioética”, en la UCA, se conoció el histórico documento conjunto de las religiones monoteístas sobre “el final de la vida”, firmado en Roma el 28 de octubre pasado, y tuvo su réplica el 6 de noviembre con las firmas del rabino Fishel Szlajen, director de Cultura de la AMIA; Omar Abboud, Legislador musulmán y presidente de la Comisión de Cultura de la Legislatura Porteña, y monseñor Alberto Bochatey, obispo auxiliar de la Plata.

El documento establece que las tres religiones monoteístas abrahámicas están totalmente de acuerdo y afirman que la eutanasia y el suicidio médicamente asistidos son moral y religiosamente incorrectos, y deben ser prohibidos sin excepción.

Además, “ningún trabajador sanitario debe ser presionado para que ayude directa o indirectamente en la muerte deliberada e intencional de un paciente mediante el suicidio asistido o cualquier forma de eutanasia, en especial si va en contra de las creencias religiosas del trabajador".

“A lo largo de generaciones ha sido bien aceptada la objeción de conciencia ante actos que entren en conflicto con los valores éticos de una persona. Esto también sigue siendo válido, incluso si tales actos han sido aceptados por el sistema legal local, o por ciertos grupos de ciudadanos.

“Aun cuando los esfuerzos por seguir evitando la muerte parezcan irrazonablemente onerosos, tenemos el deber moral y religioso de proporcionar consuelo, alivio del dolor, compañía, atención y asistencia espiritual al paciente en fase terminal, y a sus familiares.

“Apoyamos las leyes y políticas que protegen los derechos y la dignidad del paciente en fase terminal, para evitar la eutanasia y promover los cuidados paliativos.

"Como sociedad, debemos asegurarnos de que el deseo de los pacientes de no ser una carga no les inspire el sentimiento de ser inútiles.

"Todos los trabajadores del servicio sanitario deben tener la obligación de crear las condiciones que garanticen la asistencia religiosa a todo aquel que la pida, explícita o implícitamente.

"Nos comprometemos a utilizar nuestros conocimientos e investigaciones para dar forma a políticas que promuevan el cuidado y el bienestar socio-emocional, físico y espiritual, proporcionando la máxima información y atención a quienes se enfrentan a enfermedades graves y a la muerte.

Estamos comprometidos a proporcionar socorro a la familia y a losseres queridos de los enfermos terminales", establece el documento.

En la reunión, el rabino Fishel Szlajen presentó su libro “Biotecnología y Judaísmo”, que aborda temas como reproducción humana asistida, clonación, células madre, embriones excedentes, trasplantes de órganos, subrogación de vientre, género y medio ambiente.

El diputado Omar Abboud, por la la Legislatura Porteña, le entregó el diploma que declara “de interés cultural “Filo-Sofía del Judaísmo: construyendo nuestro destino”.

Fuente: Infobae
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario