ONU: Hezbolá está obstaculizando trabajo de fuerzas de paz en el Líbano

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió el martes al gobierno libanés que desarmara a Hezbolá, diciendo que representaba una amenaza para la misión de mantenimiento de la paz estacionada en la frontera entre Israel y el Líbano.


Establecida en 1978 para establecer una zona de amortiguación entre Israel y el Líbano, la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano ha sufrido durante mucho tiempo a manos del grupo terrorista apoyado por el Irán.

Hezbolá se ha enfrentado a las tropas de la FPNUL en varias ocasiones a lo largo de los años y ha restringido sus movimientos por el sur del Líbano, lo que socava gravemente el mandato de la FPNUL.

La organización chiíta ha sido designada como grupo terrorista por varios países occidentales, entre ellos Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Argentina, Paraguay e Israel, así como por Bahrein, miembro de la Liga Árabe. Algunos países, como Australia, Francia y Alemania, sólo clasifican el ala militar de Hizbulá como una organización terrorista.

El martes, Guterres emitió un nuevo informe confirmando las afirmaciones israelíes de que las fuerzas de la FPNUL en el sur del Líbano no pueden llevar a cabo su misión en las zonas controladas por Hezbolá.

En el informe también se expresaba preocupación por el ataque de Hezbolá contra una posición de las FDI en el norte de Israel en septiembre.

El ataque, escribió Guterres, «refleja el creciente peligro que representan los grupos armados que operan fuera del control del gobierno libanés», en violación de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU.

«El gobierno libanés debe tomar las medidas necesarias para desarmar a Hezbolá y a otros grupos en el sur del Líbano», concluyó Guterres.

Por: Ariel Kahana / En: Israel Hayom / Traducción de Noticias de Israel
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario