Tres petroleros de Irán fueron atacados en el Mar Rojo en un periodo de seis meses


Los petroleros de Irán han sido blanco de ataques en el Mar Rojo tres veces en un período de seis meses, dijo la República Islámica la semana pasada, advirtiendo a la comunidad internacional que la ruta marítima no era segura.

Apenas uno de los tres incidentes, un ataque con misiles del 11 de octubre frente a las costas de Arabia Saudita, había sido reportado previamente.

Los otros dos se referían al Happiness 1 de abril, en el que se produjeron “fallos en el motor y pérdida de control”, y al Helm en agosto, que sufrió “problemas técnicos” no especificados, informó el miércoles el Wall Street Journal, citando una carta del gobierno iraní a la Organización Marítima Internacional fechada el 30 de octubre.

Se informó de que los tres ataques se habían producido frente a las costas de Arabia Saudita.

“Creemos que se trata de un ataque organizado por uno o más Estados, ya que otros dos petroleros de bandera iraní (muy grandes) fueron atacados de manera similar en la misma zona aproximada” y con “daños similares a los buques”, dice la carta iraní.

“Una de las principales preocupaciones a este respecto es que el patrón organizado y dirigido de estos ataques en poco tiempo y en lugares similares ha convertido al Mar Rojo en una ruta insegura para que los buques la adopten en sus viajes”, añade el informe.

Anteriormente se había informado de que el Happiness 1 se había averiado a principios de mayo en los alrededores del mismo lugar, y más tarde, en octubre, otro petrolero iraní fue atacado. El barco fue reparado en Arabia Saudita y retenido en el reino hasta el 21 de julio, cuando fue liberado. El raro atraque se produjo a pesar de las crecientes tensiones entre los enemigos acérrimos Irán y Arabia Saudita.

Del mismo modo, Irán dijo en agosto que otro petrolero, el Helm, se enfrentó a un fallo técnico mientras pasaba por el Mar Rojo, sin elaborar.

En el ataque del 11 de octubre, Irán dijo que los misiles alcanzaron uno de sus buques petroleros que viajaban a través del Mar Rojo frente a las costas de Arabia Saudita. El ataque tuvo lugar alrededor de las 5 de la mañana y dañó dos almacenes a bordo del petrolero Sabiti, según informaron los medios de comunicación del estado en ese momento. También causó brevemente un derrame de petróleo en el Mar Rojo cerca de la ciudad portuaria saudita de Jeddah que luego fue detenido, reportó la agencia estatal de noticias IRNA.

El Sabiti encendió sus dispositivos de rastreo ese mismo día en el Mar Rojo, poniendo su ubicación a unos 130 kilómetros (80 millas) al suroeste de Jeddah, según datos de MarineTraffic.com. El buque transportaba alrededor de 1 millón de barriles de crudo, según un análisis de la empresa de datos Refinitiv.

“Un gobierno definitivamente ha estado involucrado en esto”, dijo el presidente iraní Hassan Rouhani en una conferencia de prensa en Teherán en ese momento. “No fue un acto de terroristas, de un individuo, de un grupo. Fue hecho por un gobierno”.

Las tensiones en la región han sido altas durante meses, tras la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer sanciones aplastantes contra las ventas de petróleo crudo de Irán y que han paralizado su economía. Esas sanciones se produjeron después de que Trump retirara unilateralmente a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Teherán con las potencias mundiales el año pasado.

Desde mayo, ha habido una serie de ataques de petroleros cerca del Estrecho de Ormuz, la desembocadura del Golfo Pérsico por donde pasa el 20% de todo el petróleo. Aunque Teherán niega estar involucrado, la Marina de los Estados Unidos dice que Irán usó minas magnéticas en los buques. La Marina dio a conocer un video en el que se mostraba a miembros de la Guardia Revolucionaria Iraní sacando una mina sin explotar de un buque, un incidente que aún no ha sido explicado por Teherán.

Mientras tanto, Irán ha derribado un avión no tripulado de vigilancia militar estadounidense y se ha apoderado de varios petroleros en medio de las crecientes tensiones. En el punto álgido de la crisis, Trump ordenó ataques de represalia contra Irán después de que la república islámica derribara el avión no tripulado estadounidense, pero lo suspendió en el último minuto.

Estados Unidos ha formado una coalición naval para escoltar a los buques comerciales a través del Estrecho de Ormuz, el punto de estrangulamiento estratégico en la desembocadura del Golfo. A ella se han unido Australia, Bahrein, Gran Bretaña, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Las tensiones culminaron en un ataque el 14 de septiembre contra la infraestructura petrolera clave de Arabia Saudita, atribuida a Irán, que redujo a la mitad la producción de petróleo del reino.

Fuente: israelnoticias.com
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario